Los Molinos despiertan de nuevo

Tras años de inactividad, la Fundación CAM inicia el proyecto para rehabilitar su centro medioambiental en plena sierra crevillentina

Uno de los edificios/ Sandra Candela

15 de abril de 2010, en Los Molinos se espera a un grupo de estudiantes que acuden a pasar unas jornadas de diversión y aprendizaje. El director pone a punto el telescopio y el observatorio. Los geólogos, biólogos y el personal de mantenimiento acaban de llegar. 16 de mayo de 2017, no recordaba este lugar así. En la puerta principal me recibe un gran molino de viento cartaginés, al que los años han pasado factura y el responsable del centro, al que los ojos brillan más que nunca. Tras años de inactividad, algo muy importante está a punto de sucederle a este lugar.

El Ayuntamiento de Crevillent, Cooperativa Eléctrica “San Francisco de Asís” y la Fundación Caja del Mediterráneo, ultiman los detalles del acuerdo que llevan trabajando desde septiembre de 2016, que permitirá reabrir el centro medioambiental más importante de España.

“Cuando empezó la crisis, la Fundación dejó de invertir en su obra social; desde entonces el centro no ha tenido ninguna fuente de ingresos” , afirma el concejal de Medioambiente, Miguel Ángel Sánchez

Era el centro de medioambiente más importante de España, y probablemente uno de los más destacados a nivel internacional. El 100% de su financiación estaba a cargo de la Caja de Ahorros del Mediterráneo,un banco al que la crisis golpeó tan fuerte, que tuvo repercusión en prácticamente todas sus obras sociales, haciendo que la gran mayoría desaparecieran. Este fue el caso de Los Molinos en el que el concejal de Medioambiente, Miguel Ángel Sánchez asegura: “Cuando empezó la crisis, la Fundación dejó de invertir en su obra social; desde entonces el centro no ha tenido ninguna fuente de ingresos”. Esto provocó que se redujera drásticamente la plantilla de trabajadores, quedando tan solo un servicio mínimo de mantenimiento y dirección del centro.

Un convenio que vuelve a despertar una ilusión

En septiembre del año 2016, el presidente de la Fundación CAM acudió al CEMA (Centro de Educación Medioambiental) para valorar el estado en el que se encontraban las instalaciones, inmediatamente se puso en contacto con representantes del Ayuntamiento de Crevillent, para que también pudieran visitar el lugar. Una vez allí, saltaron las alarmas, pues según explicó el director del CEMA, José Luis Mira: “El deterioro es muy grave. Cuanto más tiempo pase sin que se realice una restauración total, más dinero va a costar”. A partir de esta visita, se acordó realizar un convenio, pero para ello, necesitarían a una tercera entidad que pudiese aportar una cantidad económica, en este caso, la Cooperativa Eléctrica “San Francisco de Asís”.

“Colaborar en la puesta en valor de nuevo de un centro como Los Molinos, es nuestro principal objetivo” ,asegura el jefe de prensa del Grupo Enercoop, Vicente Deltell

La Cooperativa Eléctrica tiene un afán de preservación del medioambiente, de ahí que aceptara sin ninguna duda participar en esta reactivación tan importante para ellos. Vicente Deltell, jefe de prensa del Grupo Enercoop afirma que el Centro ha sido todo un referente para la población crevillentina. “Colaborar en la puesta en valor de nuevo de un centro como Los Molinos, con lo que representa para Crevillent y sus ciudadanos, es nuestro principal objetivo”, asegura Deltell ante esta iniciativa. Además, no sólo será una de las principales inversoras de dinero, si no que Cooperativa Eléctrica también apostará por la creación de un centro de información tecnológico para la formación de personas en este sector laboral.

Una de las fuentes del Centro de Educación Medioambiental/ Sandra Candela

Ayuntamiento de Crevillent, una apuesta por los ciudadanos

El Ayto. de Crevillent, muy ilusionado ante esta iniciativa, será junto con el Grupo Enercoop, la principal fuente de ingresos del centro, aportando anualmente 20.000 euros prorrogables año tras año y que irán íntegramente al CEMA. Además, se realizará una comisión de seguimiento del ejercicio anual, en la que vendrán detallados todos los gastos y en la que tendrán que justificar que el dinero que se invierte, revierta en el centro. “Si en algún momento se observa que hay algún desvío de dinero, el convenio se romperá y dejaremos de aportar efectivo.”, afirma el concejal de Medioambiente, Miguel Ángel Sánchez.

Al igual que sucede con Cooperativa, el Ayto. no será solo un inversor, si no que, una vez realizada la rehabilitación, pondrá en marcha una vía de empleo que se relacione con la conservación del medioambiente. Además, se buscará potenciar el centro a nivel turístico, pues a lo largo del año, acuden multitud de turistas al Camping Marjal y que a su vez visitan Crevillent; por lo que se crearán rutas medioambientales a través de la sierra crevillentina con su paso por Los Molinos. “Nosotros apostamos por el CEMA pensando en los ciudadanos y visitantes”, afirma el edil.

“Hay que saber emplear muy bien el aporte económico que se va a invertir y ajustar lo que se va a hacer con él”, comenta el director del centro, José Luis Mira.

José Luis Mira, director del centro, apunta que “abandono” no es el término adecuado que describa la situación en la que se encuentra el CEMA. Además, hace hincapié en la necesidad de contratar cuanto antes a un personal de seguridad, ya que se están produciendo numerosos actos vandálicos. “Hay que saber emplear muy bien el aporte económico que se va a invertir, y ajustar lo que se va a hacer con él”, explica Mira muy ilusionado ante esta iniciativa de resurgimiento.

Aún no hay fecha definitiva para la firma del convenio. Mientras tanto, Los Molinos, se preparan para volver a brillar tanto o más como lo hicieron en el pasado, y recuperar el reconocimiento que un día la crisis y la falta de recursos le arrebataron.

Miguel Sánchez con la autora del reportaje, Sandra Candela / Sandra Candela
Show your support

Clapping shows how much you appreciated Sandra Candela Pascual’s story.