Retratos

Recogemos pedazos de nosotros mismos, imagenes del pasado desquebrajado. Contemplamos la evidencia, una a una, y siempre nos dice lo mismo: el tiempo ha pasado y ahora nada es como antes. Hemos cambiado.

Me pregunto que diré en el futuro, cuando mi cabeza deje de dar rodeos y se deje llevar por la melancolía de la madrugada. Me pregunto si podré entregarme a la naturaleza de estar cada vez más lejos de la respuesta correcta.

Vivimos así tratando de recoger en el camino los pedazos de aquel cuerpo cansado. Estoy exhausta asi que te daré todo. Llévatelo en aquella maleta en la que guardamos nuestras palabras, nuestros secretos.

Vete y regresa cuando pueda contemplarte sin llorar. Cuando hayas ahogado lo que quedó de nosotros en el mar. Cuando las olas te regresen nuevo e integro. Cuando tu voz solo pueda escucharse en la montaña mas alta.

Y ahí estare, en el lugar donde crecen las flores , en donde los buenos tiempos no se han ido y viven todavía las risas matinales. Quiéreme una vez más, porque jamás encontraras alguien que haya guardado tu recuerdo tan íntegro como yo, que haya tomado cada pieza y reconstruya en su memoria la imagen perfecta de ti.

Pero tambien olvidame al despertar porque sólo amo tu recuerdo, amo lo que fuimos y la melancolía que siento. Pero quédate en mi memoria porque sólo ahí puedo recordarte justo como eras antes, cuando todavía quedaba rastro de lo que ahora no puedo encontrar en ti.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.