Hola, mundo

Piensa, piensa, piensa…. Fue lo primero que se me ocurrió antes de escribir. Luego recordé una pregunta a la cual nunca le pude dar respuesta ¿Por qué es tan difícil escribir?

Pero siempre he tenido la intención de hacerlo y hasta hoy encontré un lugar en mi cabeza para intentarlo.

Hacerlo es de esas cosas que te rondan y persiguen por todos lados. Y quiero tener la oportunidad de enfocarme en hacer algo con autoría propia y dejar de procrastinar los viernes en la noche. Sin embargo, surge otra duda ¿Hay espacio para un blog, un artículo, una fotografía o una ilustración más? Para mi la respuesta es SÍ o por lo menos eso quiero creer. Y si quiero que la gente me comprenda y lea lo que escribo. Tengo que luchar contra dos cosas: gatos y porno.

Suena una locura, pero es verdad. Hay millones de imágenes, páginas y videos hasta la madre de pornografía de todo tipo, hasta la más extraña y tiernos gatitos. Pero el internet no es sólo entrar a facebook o twitter, es entrar en un mundo de fantasía, lleno de distractores que nos hacen perder la noción del tiempo.

Es como si en el mundo nos dominara la lujuria y la ternura.

Desde hace tiempo he querido tener mi propio “diario”, y aunque soy nuevo en esto de escribir. Creo haber tenido el contacto suficiente para empezar desde cero. Lo que hago acá no tiene nada que ver con mi trabajo, pero este será mi lugar para opinar y reflexionar.

Puede que internet ya esté hasta los huevos de blogs y artículos que digan lo mismo, pero hay y siempre habrá un momento para decir, acá estoy.

Cheers…