¿Qué es un buyer persona?

El Buyer Persona es una representación semi-ficcional del consumidor ideal basado en las investigaciones del mercado y datos reales de los consumidores actuales, recopilados de encuestas, entrevistas, etc.

Cuando se está creando el buyer persona, hay que considerar incluir las características demográficas del consumidor, los patrones de comportamiento, motivaciones y aspiraciones de este, por lo que mientras más específico, es mejor.

El buyer persona provee una estructura enorme y una visión de la organización; al detallarlo permitirá determinar en dónde enfocar el tiempo, guiar el desarrollo del producto y permitirá una alineación de la organización, como resultado, se podrá atraer usuarios más valorables, leads y consumidores al negocio.

Accede a este video y aprende sobre el Planbox Demo: La mejor herramienta para proyectos con SCRUM

¿Qué hacer con un Buyer Persona?

Cuando ya se estableció el buyer persona, se puede, y se debe usar en el marketing, pero ¿Cómo se usan?

  • Dirigirse a una persona en específico: cuando se conoce el buyer persona, se puede hablar con él directamente. Ya no se diría usted, sino un señor de 25 años viviendo en la ciudad de Bogotá.
  • Dirigirse a un problema en específico: hablar de un problema en específico es más cautivador que hablar de un problema general, pero sólo funciona si se habla de un problema que el buyer persona posea, por esto se debe conocer el buyer persona primero.
  • Dirigirse a una creencia específica: puede crearse un sentimiento de haber sido dirigido sobre una creencia. Por ejemplo, ‘este producto es sano’ lo cual es menos atractivo que ‘su hijo necesita más vitaminas, el sistema educativo no se las provee’.
  • Determinar una colocación precisa: la colocación es la clave efectiva del marketing. Cuando se entiende quienes son los buyer personas, donde están, y cómo alcanzarlos en el momento preciso.
  • Muestra del rango de precio justo: si se establece un producto en el mercado y el buyer persona no puede adquirirlo, no lo van a comprar. Y se quedarán con una creencia la cual es demasiada cara para adquirir.

Definiendo mi buyer persona

Ahora que ya sabemos qué es un buyer persona, conviene comenzar a preguntarnos cuál es el nuestro. Para definirlo correctamente, te invitamos a responder estas interrogantes iniciales, que darán pie a que realices una descripción más profunda:

1- Datos demográficos y geográficos: ¿Edad, género, ciudad, familia?

2- Problemas específicos: Limitaciones de los usuarios

3- Creencias específicas: Liberales, Conservadores, apertura a nuevos conceptos.

4- Colocación o canales para llegar a ellos: Diferentes medios de comunicación existente, Redes Sociales, etc.

5- Poder adquisitivo para determinar rango de precios: Estudio socioeconómico, situación laboral, profesión, etc.

En el Instituto de Marketing Ágil te ofrecemos consultas sobre este tema y más, regístrate en nuestra comunidad para obtener más información.

Continúa leyendo los artículos del IMA o si prefieres en el canal de YouTube conseguirás más vídeos informativos.

¿Estás interesado en más temas? Te invito a seguir leyendo artículos relacionados