Breve historia de amor y desencuentros

¿Cuánto tiempo pasará hasta que nuestros destinos vuelvan a cruzarse en este plano de esculturas disconformes?

Fue quizás la suerte la encargada de presentarnos aquella noche donde nos vimos sin conocernos, y donde nos reconocimos sin habernos visto. Busque desesperado mil y una veces el silencio de aquel beso, la sensación indómita de tu mirada, y el calor absurdo de tus abrazos. Pero nunca lo encontré, me vi siempre sumergido en una repetición insólita de momentos casi iguales con personas diferentes que se parecían a vos solo en sus formas.

Navegue océanos de decepciones por encontrarte. Llegue a pensar que nunca exististe, o que quizás era yo mismo una ilusión imaginada por algun poeta ya olvidado cuyos recuerdos literarios se hacian carne en mi. Al final no siento nada, sólo recuerdo que alguna vez vivi, y que la muerte llegara tal vez recordándote.