Un pequeño cambio para una gran mejora

Trabajo final: Contaminación Hospitalaria

Introducción:

Como ya sabemos la contaminación ambiental es un gran problema en nuestra sociedad el cual es debatido y discutido alrededor del mundo. Si cada uno de nosotros se compromete a no arrojar basura este problema se reduciría ampliamente ya que un gran porcentaje de contaminación ambiental se debe a los desechos que la gente arroja al medio ambiente. Éstos, se pueden generar de muchas maneras diferentes, como arrojando basura al ambiente o expulsando desechos químicos al aire como lo hacen varias industrias y/o medios de transporte.

Hoy en día, este problema está muy presente. Pertenecemos a una generación a la que desde pequeños se nos enseñó todo lo malo que produce la contaminación y a como cuidar el planeta.

Es por eso que, nosotros decidimos concentrarnos en la contaminación hospitalaria, que es un tipo de contaminación el cual nosotros no estamos acostumbrados a escuchar ni mucho menos a manejar, pero este trabajo nos da la oportunidad de poder informarnos acerca del tema y accionar e intervenir para intentar de alguna manera, aunque sea pequeña ayudar a reducir este problema.

Los hospitales son establecimientos destinados a proporcionar una asistencia médico-clínica desarrollando funciones preventivas, re-habilitadoras, formativas y de investigación. Desgraciadamente, junto a estas funciones beneficiosas, los hospitales provocan efectos no deseables que en términos muy amplios podríamos denominar “contaminación hospitalaria”. Este término de contaminación puede referirse tanto a la ejercida a nivel interno, sobre los propios trabajadores y pacientes, como a la inducida sobre el medio ambiente en general.

Los residuos hospitalarios pueden producir contaminación y enfermedades si no se los maneja adecuadamente. Los residuos infecciosos presentan un riesgo para quienes puedan entrar en contacto con ellos.

Los hospitales también generan residuos químicos, farmacéuticos y radiactivos, todos ellos en pequeñas cantidades, que requieren un manejo especial.

En muchos hospitales de países en desarrollo, todos estos residuos se mezclan y queman en incineradoras de baja tecnología y alto grado de contaminación, o bien a cielo abierto sin ningún tipo de control. Hoy en día se sabe que la incineración de residuos hospitalarios genera grandes cantidades de dioxinas, mercurio y otras sustancias contaminantes.

Estas sustancias van a parar al aire donde pueden llegar a transportarse por miles de kilómetros y contaminar el medio ambiente a escala mundial, o terminan siendo cenizas, que en general se desechan sin tener en cuenta la carga de contaminantes tóxicos persistentes que contienen.

Si los residuos hospitalarios no se queman, pueden terminar descartados junto con los residuos comunes. En los lugares donde esto sucede, los cartoneros enfrentan un peligro diario, especialmente en los países donde resulta posible revender algunos de los elementos presentes en los residuos, por ejemplo jeringas, para su uso ilícito.

Nosotros para comenzar nos centramos en el Hospital Oñativia. Nos comunicamos con la directora del mismo, María Teresa Toddere, quien fue la persona que nos permitió hablar con la Lic. Liliana Moreira, enfermera y miembro del Comité de Epidemiología del hospital.

Le contamos a Liliana acerca del proyecto quien nos respondió amablemente una secuencia de preguntas las cuales nos permitieron avanzar y profundizar con lo que estábamos viendo.

En dicha entrevista, lo que la licenciada nos comentó fue que frente a la problemática de contaminación ambiental, el hospital se encuentra bien preparado, los médicos tienen la educación necesaria para separar la basura de una manera cuidadosa tanto para ellos como para los pacientes, intentando al mismo tiempo proteger el ambiente.

Nuestras preguntas fueron:

  • Existe un control constante dentro del Hospital Oñativia relacionado con los residuos patológicos?
  • Realmente se cumplen las normas de la eliminación de los residuos, tanto domiciliarios como patológicos?

Antes de empezar a contestar las preguntas Liliana introdujo el tema explicando y hablando un poco sobre la higiene hospitalaria. Ella sostiene que el hospital apunta a ello, a toda la prevención para que los residuos patológicos no contaminen el medio ambiente. El término higiene hospitalario involucra el cómo se debe realizar la limpieza del hospital tomando algunas medidas necesaria y diferentes precauciones.

No se debe realizar un BALDEO porque el hospital está lleno de microorganismos y estos dañan al medio ambiente. Si se “baldea” estos se distribuyen/esparcen y se van para la comunidad. Lo que se hace para que esto no suceda es, sumergir el trapo de piso en agua y en solución y se hace un fregado, primero con un trapo húmedo, y se produce espuma. Después se saca con otro trapo y a esto se lo llama “la técnica del doble balde” uno sucio y uno limpio. El comité en contra de infecciones, la dirección del hospital, las farmacéuticas y bioquímicas están en el seguimiento continuo para que no se baldee.

Las diferentes clasificaciones de descarte de residuos

Existen tres categorías de residuos en un hospital:

  • categoría A: Residuo domiciliario que debe ser desechado en bolsa negra (las bolsas, los cartones, el preparado de la comida que no toca al paciente);
  • categoría B: Todo lo utilizado o descartado del cuerpo del paciente (vendas, amputaciones, las biopsias), son descartadas en bolsa roja, como residuos patológicos;
  • categoría C: Todo elemento corto-punzante, lo radiactivo, los citostáticos, lo que se utiliza con rayos como resonancias o algún líquido de toma de muestra específico para diagnósticos tiene otro tipo de eliminación que también va como patológico, es decir en bolsa roja.

En el quirófano, donde los residuos son patológicos, la limpieza es mayor, más cuidadosa y minuciosa. Se limpia entre cirugías o entre partos.

En los hospitales, se discute la clasificación de los pañales, todo lo que es residuo patológico se pesa y se paga. Es considerado patológico o no patológico porque en el sistema hospitalario el paciente que está es por una patología, entonces el pañal es patológico.Pero el pañal del bebé que está en su casa, sano se descarta como domiciliario.

¿como se deben desechar?

En las salas hay un cartón con bolsa negra y bolsa roja. En las habitaciones del paciente hay un tacho negro y un tacho rojo. Los médicos 2 veces por semana revisan a si las normas son respetadas, si no es así se habla con el agente o con el personal. Muchas veces la gente de limpieza por no querer caminar, no cambia la bolsa. Todos estos residuos tienen un transporte, de sacar los desechos de las salas se encarga la gente de limpieza.

Todos los residuos patológicos van protegidos por un cartón dentro de una bolsa roja cerrada, los medios corto-punzantes (elementos de pulsión, bisturís, agujas) va dentro de un contenedor rígido para que en la manipulación no dañe a otra persona.

Para los que retiran los residuos hay dos áreas externas, según la ley todo depósito tiene que estar fuera de lo que es la circulación del personal. Se hizo un depósito de residuos patológicos donde son desechados los residuos de categoría B y C, este lugar debe permanecer cerrado y en lo posible no debe entrar en contacto con la gente, hasta que se pesa y se lleva. En la planta procesadora se hace una división más específica y luego se la somete a 360 grados para incinerar. En cambio lo que es domiciliario (bolsa negra) no requiere ningún desecho específico ni estricto.

En el hospital Oñativia hay una secretaria de control que se encarga de vigilar a las empresas que retiran los residuos, en este hospital todos estos hechos son realizados. Tal vez hay algunas clínicas que no cumplen con estos términos ya que es caro pagar el peso del material clasificado como patológico.

Otros residuos de hospital….

El descarte y como eliminar los colchones ya utilizados era un problema, en la sala de maternidades (donde se trabaja con sangre pero la paciente está sana) el colchón no esta infectado, pero en otros casos, el colchón utilizado es pre lavado antes de desecharlos con un determinado líquido y después se habla con la empresa y se elimina el colchón por unidad, la empresa se lleva un colchón por semana.

El hospital junta muchos tipos de residuos, camas que se rompen, puertas y ventanas que se deterioran con el tiempo. Cuando esto ocurre se comunican con cooperativas quienes generalmente arreglan y reciclan el material.

¿Como se pueden transmitir las enfermedades?

Hay distintos tipos de enfermedad que uno le puede transmitir al paciente con el simple hecho de no lavarse las manos, es fundamental el lavado de manos, hay microorganismos que ingresan a nuestro organismo por la falta del lavado de manos entonces de esta manera se invade al paciente y se genera una enfermedad intrahospitalaria, que causan patologías al paciente, cuando se descubre que el paciente tiene una intrahospitalaria se lo aísla.

La intrahospitalaria tiene aislamiento de contacto, hasta que el paciente reciba medicación antibiótica, el laboratorio le da negativo se neutralice el microorganismo.

En el aislamiento de contacto los médicos deben usar guantes y no permitir que el paciente comparta baños con otro paciente para evitar su contagio.

Otra forma de transmitir una enfermedad es por una tuberculosis no declarada. Ingresa un paciente con una tuberculosis que no es detectada en periodo de contagio y está con otro paciente cuyas defensas son probablemente bajas, el otro paciente pasa también a tener tuberculosis. Estos son daños y riesgos que se corren en el sistema, los médicos lo saben y el personal también pero de todas maneras, es una enseñanza continua la que se hace.

¿Todos en el hospital saben acerca de la contaminación hospitalaria y sus precauciones?

El médico tiene una formación más sólida. Igualmente al residente cuando entra al hospital se le hace una pequeña charla de higiene hospitalaria control de aislamiento y todas estas cosas que se pueden llegar a ocasionar.

Nuestra intervención

Una vez que terminamos de informarnos y de entrevistar a Liliana, nos tomamos el tiempo de pensar en cómo podíamos accionar con respecto a lo que sabemos. Se nos ocurrió que podíamos crear algunos carteles creativos que llamen la atención y situarlos en lugares específicos y tácticos del hospital Oñativia. Estos carteles aportaran la información básica de la separación de residuos necesaria y de la importancia del lavado de manos. Se harán 8 afiches en total, de los cuales dos se ubicaran en los cuartos de limpieza y los seis restantes serán ubicados en la sala de espera.

¿Quienes somos?

Nosotros somos Santiago Tiraboschi, Mateo Ponti y Catalina Martinez Cerana, alumnos de 6to año del colegio Newlands, trabajamos dentro del marco de la materia Ambiente Desarrollo y sociedad cuyas docentes son Graciela Catala y Alejandra Redin, la propuesta fue elegir un tema relacionado con la materia e investigar acerca del mismo, una vez informados acerca del tema debimos enfocarnos en algún problema respecto al mismo, para luego poder accionar y lograr que lo investigado valga la pena. Para realizar este proyecto nos basamos en el estado del arte de Mateo Ponti acerca de la contaminación hospitalaria.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.