2 semanas en LA haciendo improv

Soy de la Ciudad de México, lo cual implica que la escena de improv no es tan grande. Cuando cuento que hago improvisación de comedia, la gente me sigue diciendo que hago Stand Up, incluso mi terapeuta -aunque en cada sesión le he explicado en qué consiste- me pregunta siempre “¿Cómo va tu Stand Up?”.

El Short Form es la forma en la que la improvisación se popularizó más en México por años, es lo que había desde que conocí la impro en el 2003. Consiste en tener retos para los improvisadores, contando historias completas en apenas 3 o 5 minutos. Muchas veces se presenta en forma de competencia como la Impro Lucha (show bastante popular aunque ya no se presenta).

Apenas hace como tres años supe que existía el Long Form como término (aunque si ha habido shows que lo exploran pero ese término es más gringo). En éste se cuentan historias y escenas sin retos, historias improvisadas que muchas veces se entrelazan en 45 minutos de show. Ahí mi vida como improvisadora cambió, fue un gran momento para retomar la impro que había abandonado por años.

Sin embargo, algo faltaba y no sabía qué era ni con quién aprenderlo. Algo que había visto en videos de Youtube como Assscat con Amy Poehler y Tina Fey, y que también vi en algunos shows cuando vine de vacaciones a Los Ángeles el año pasado. Algo en sus shows funcionaba diferente, como una maquinita, siempre obteniendo risas, siempre haciendo de cada escena algo con ingredientes distintos. Eso es algo que no pudimos entender en ensayos o en clase, aunque lo buscara en libros, viendo shows o escuchando varios podcasts, tenía que aprenderlo. Mi amigo Jeduan y yo no entendíamos nada de nada, ¿qué era eso que hacían tan bien y que en nuestro país nadie nos enseñaba?

Ahora vinimos a Los Ángeles, yo endeudándome porque no había forma de que pasara más tiempo sin tomar un curso aquí, porque por más que leí, escuché los podcasts y vi videos no entendía cómo lograr hacer eso que al parecer aquí dominan. Con boleto de avión comprado, Airbnb reservado y la tarjeta a tope, partí a la ciudad con gran escena de comedia.

Vinimos a la escuela Upright Citizens Brigade sus fundadores Amy Poehler, Matt Besser, Matt Walsh e Ian Roberts también crearon el famoso show de Assscat. Ahora que lo pienso, si me hubiera ahorrado algunos cursos en México podría haber tomado desde hace tiempo el de aquí jaja. Y es que es el síndrome que viví mucho tiempo en mi ciudad: gastar en cursos para poder hacer improv, cuando no tienes un show o un grupo es lo único que queda.

Aquí la escena es increíble, podemos ver 3 shows en una noche, y eso porque no nos da la vida para ver los muchos otros que hay siempre en todas las escuelas y foros que existen en la ciudad.

En dos semanas me volaron la cabeza, de repente se me abrieron los ojos y entiendo cosas que sola creo que no podría haber entendido nunca. Me llevo también un gran entusiasmo por retomar la comedia con todo, y poder hacer lo que más me gusta: hacer reír a la gente, y de paso que entiendan que esto no es Stand Up.