Cataluña: de mal en peor, y con los ojos cerrados

Al borde del 155, con presos políticos y la libertad de expresión entre rejas, todavía hay ciudadanos ajenos a la gravedad de la situación.

El pasado lunes, la magistrada Carmen Lamena decretó el encarcelamiento de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, líderes de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Ómnium Cultural, acusados de organizar y promover las manifestaciones que tuvieron lugar el 20 y el 21 de septiembre en Barcelona.

Jordi Cuixart (Òmnium Cultural) y Jordi Sánchez (ANC) llegando a la Audiencia Nacional este lunes // AFP (Agence France-Presse)

Como consecuencia de este anuncio, la televisión autonómica catalana de mayor alcance, TV3, cambió la programación de su parrilla, y en lugar de emitir un nuevo capítulo de la popular serie Merlí, realizó un programa especial en el que se informó y debatió sobre estos graves hechos.

En su twitter la televisión catalana anunciaba el cambio de programación:

también algunos de los actores de la serie anunciaban la noticia en sus cuentas personales…

…y otros publicaron tweets lamentándose de la situación política:

“Es vergonzoso. Presos políticos en el año 2017. Los hechos hablan por sí solos”

La polémica saltó cuando algunos usuarios de twitter, espectadores de la serie, se quejaron por el cambio de programación, restando importancia a la gravedad de la situación

Otros usuarios de la plataforma replicaron señalando la insensibilidad ante el asunto

Está claro que, a pesar de la atención que los medios nacionales e internacionales están poniendo al asunto catalán, sigue habiendo gente que prefiere apartar la mirada. Deberíamos replantearnos, no ya como ciudadanos españoles o catalanes, independentistas o unionistas, sino como seres humanos, cuales son nuestras prioridades. Estamos viviendo un momento que será clave en la historia de nuestro país. Es una lástima, pero si seguimos así nuestros nietos conocerán más los hechos, a través de un libro, que nosotros con simplemente abrir los ojos.