Mas Mujeres en UX y la importancia de la colaboración entre áreas

Yo no estudié programación. De hecho, cuando aprendí mis primeras cosas de Front, hace ya 10 años (vejez), probablemente no hubiese podido estudiarlo formalmente aunque hubiese querido. No existía la carrera, lo más cercano era Ingeniería Informática, pero siendo una persona autodidacta esto no me molestó. Simplemente empecé a “darme golpes” con el código y tratar de entender lo que estaba haciendo.

A través de los años, he desarrollado una de las habilidades que creo que son fundamentales para poder aprender y ser buen programador, que básicamente es saber cómo buscar en Google cuál es tu problema. Cuando se está aprendiendo algo nuevo en programación, como estoy seguro que pasa en varias áreas, uno no sabe ni cómo expresar el problema que se tiene.

Cada vez que tengo una duda, que pasa bastante, busco en Google hasta encontrar la solución y esa solución no vino de un lugar mágico, vino de alguien que se tomó el tiempo de redactar su problema de manera clara y de otra persona aún más admirable que se tomó el tiempo de entender su problema y escribir la solución, gratis, de manera pública, para que nos ayude a todos los que en el futuro tengamos la misma duda.

Debo quien soy como programador a esta gran comunidad y a la generosidad de muchos programadores que tuvieron la bondad de dedicar, un poco de su tiempo libre, a quienes estamos aprendiendo.

Por eso, cuando mi amiga Mariana Valenzuela me contó que junto a una de sus amigas tenía pensado hacer una comunidad de mujeres que trabajaran en UX, no dudé en ayudarla. Mariana no tenía necesidad de buscar en Google cómo hacer una landing sencilla (igual ni siquiera es su área de interés), ya yo lo había hecho hace mucho tiempo y había aprendido cómo hacerlo, además el proyecto me pareció muy bueno y le dije que contara conmigo para lo que fuese necesario.

A los pocos días me dijo que nos reuniéramos para cobrar ese favor que le había ofrecido.

Mariana se encontraba en ese momento organizando también el WIAD (World Information Architecture Day). A Mariana, al parecer, la picó el bichito de hacer muchas cosas, bichito que también me picó a mí. Así que como necesitaba ayuda con el sitio web, le dije “Obvio”; de todas maneras, ellos dan la herramienta para editarlo así que no hay mucho que hacer.

Sin embargo, con Carolina Sepúlveda R., tenían todo más definido para Más Mujeres en UX y también necesitaban ayudan creando un landing sencillo, hasta tenían el dominio comprado. “Obvio” le dije otra vez. Sin dudarlo, me envió el logo y los Wireframes, de baja fidelidad (énfasis en baja) y los colores; al llegar a mi casa me senté a programar.

Wireframes

El sitio salió al aire y Más Mujeres en UX tuvo su primera reunión, luego una segunda reunión a la cual asistieron más de 80 mujeres. Increíble.

Ahora, camino a su cuarta reunión, ya tienen un programa de mentorías a punto de salir y otro de los proyectos como el Directorio, que saldrá esta semana también. ¡Impresionante!

Es en lo que he estado trabajando (parcialmente) la última semana, ha sido muy entretenido de programar, una gran experiencia que me permite sentirme parte de algo más grande. Además, el diseño quedó muy bonito.

La colaboración entre personas que aman lo que hacen es de las cosas que más me gusta del área digital. Y es uno de los motivos por los que nuestra comunidad crece cada día más. Es por esto que creo que como programadores, diseñadores y miembros del área digital es nuestra labor dar un poco de nuestro tiempo de cualquier manera que podamos para que sigamos creciendo.

Like what you read? Give Saúl Solórzano a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.