La mejor profesión del mundo

Cuando entrevistó recién egresadas de psicología o pedagogía y con diferentes maestrías (llámese como se llame la escuela de donde viene) su evaluación termina siendo un desastre (una decepción más para mí) porque no saben describir sus habilidades, dudan al hablar, evitan el contacto visual y quien tiene el contacto visual, este es agresivo y de superioridad. Hacen preguntas equivocadas, en vez de responder con naturalidad.

Me llega a la mente la respuesta del ¿por qué egresadas llevan más de un año sin trabajo? También ¿por que han trabajo en cosas que no tiene relación con lo que estudiaron?

Tan sencillo como saber decir yo quiero trabajar en su empresa. Me puede dar trabajo. Si usted me da la oportunidad yo le puedo demostrar que tengo las ganas de trabajar y hacer por su empresa lo mejor con mis capacidades.

Como sociedad queremos


Queremos más profesionistas que sientan que su profesión es la mejor del mundo, esto para que se sientan realizados mientras trabajan, porque algunos ayudan a otros y su espíritu altruista les refuerza más que cualquier otra cosa, porque con ella sus necesidades sean cubiertas, o porque simplemente consideren que su profesión, es la adecuada para ellos, en la que más a gusto están y no consideren que están trabajando sino que se levantan día a día para cumplir funciones que realmente quieren cumplir y que les gusta cumplir, para llegar a casa (o levantarse de su asiento en el caso del oficinista), contentos por haber sido feliz durante esas horas en el trabajo y continuar siendo feliz después de ellas.

Queremos que su profesión sea un estilo de vida.

Necesitamos ayudar a los jóvenes en el arduo trabajo -que tienen que aprender a elegir la profesión de acuerdo a sus habilidades- y si alguien toma un camino diferente, a enseñarle que también está la alternativa de aprender a desarrollar nuevas habilidades, pero que el esfuerzo tiene que ser constante.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Teresa Sánchez’s story.