‪No te comparo con el teatro, no te comparo con la musica, no te comparo con el arte, te hago parte de ello, cada uno de tus sentidos me pira a prestarle atención, me pide a gritos que lo ayude a dibujar en el viento.‬

‪Y con la escultura de tus ojos visite a el mundo en tu columna.‬

‪Cuando de la pintura que inspiraba tu respiraciòn dibujaste mis sueños en un abrir y cerrar de ojos, ahi, cuando tocaste mi mano.‬

‪Donde me enseñaste que la ternura de tus parpados perplejos podian saborearse cada vez que nuestras mejillas se plasmaban ansiosas, buscando siempre refugio. ‬

‪Las veces que me desafiaste a no sonrojarme cada vez que me mirabas atraves de personas que ven pero que no miran.‬

‪Y a que “no te animas” cada vez que me paraba enfrente de ese corazòn que me pedia a suplicas por la ruta que lo adornara de caricias. ‬

‪Podria hacerte parte del mundo con solo soplar sobre tu ombligo, y fundirme en los secretos que aun nos esperan mientras suplicas la guerra una tarde de julio lluvioso.‬

‪O cuando vos llegas y todo se va, como simpatia en parangon para bailar sobre mi colchon.‬

‪Sos parte de todo en mis tiempos.‬

‪Sos tiempo, sobre mis partes.‬

‪Sos musica, sos arte, sos escultura, pintura, sos todo soltura. Sobre colchon arremangado, sos todo lo que algun día me gustaria haber inventado.‬

‪ ‬

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.