A orillas del Biobío: un viaje al ramal

El ramal de San Rosendo a Talcahuano, es un tramo de 85 kilómetros, que recorre distintos pueblos y ciudades desde la ciudad puerto hacia el interior de la región.

Hualqui, Quilacoya y Talcamávida, son algunos de los pequeños poblados que nacieron a orillas del Biobío y que viven alejados de la urbe. Lugares a los que sólo se logra llegar por caminos de ripio o en tren, y en donde pareciera que la vida transcurre más tranquila y el tiempo más lento.

Rescatar el patrimonio y las tradiciones del ramal, es hacia donde apunta el Servicio Nacional de Turismo (Sernatur), junto al Seremi de Transportes y a la empresa de Ferrocarriles Suburbanos de Concepción (Fesub). Con un antiguo tren de los años 70', la iniciativa pretende crear un recorrido turístico entre Talcahuano y Laja, parando en Hualqui y San Rosendo, lugares considerados como sitios de interés patrimonial.

Se espera que este nuevo tren turístico, acompañado de guías turísticos, grupos folclóricos y comidas típicas de a zona, inicie sus operaciones en octubre de este año.

El ramal de San Rosendo, es actualmente cubierto por el Corto Laja, un tradicional servicio regular de pasajeros que cuenta con 4 salidas diarias en cada sentido, cumpliendo así un fundamental rol social para los habitantes de la ribera norte del Bíobío.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.