¿Hacia donde nos dirigimos?

Hablando en terminos generales y en mi opinión parece que en la actulidad como sociedad hemos perdido el interés y la capacidad de inquirirnos a nosotros mismos, hemos dejado de hacernos las preguntas escenciales y fundamentales, la capicidad de discernirnos a nosotros mismos parece haberse desvanecido; y así muestros cerebros, nuestras mentes se han vuelto pasivas, mediocres, sin vitalidad y mucho menos creativas, reaccionando antes los estimulos externos.

Podemos ver que cada vez más la consciencia se sumerge más en el mundo de la tecnología, las redes sociales, Nexflix, Teléfonos inteligentes, estamos acostumbrados a tener todo de inmediato, comida, compras, dinero, diversión, entrenimiento, relaciones, consumimos todo a la velocidad del rayo, lo queremos todo y lo queremos ya!

Nuestra consciencia (generalizando) esta volcada hacia el afuera, lo superficial de la existencia y así estamos perdiendo el sentido de lo humano, de lo misterioso en nosotros, el sentido de lo real. La vida para la mayor parte de las personas se ha convertido en una lucha, una batalla constante plena de ansiedad, miedos, manipulación, relaciones tóxicas, insatisfacción, sensación de vacio y soledad.

Entregamos de manera voluntaria y como un mecanismo de escape nuestra energía vital al trabajo,la carreara, el entrenimiento y a los así llamados problemos cotiadianos.

El individuo se encuentra constreñido, internamente empobrecido con un estado permanete de carencia (la sensación de hay algo que me falta) y busca de manera consciente y inconsciente “llenar” este vacio de todas las formas posibles, escapandose de sí mismo.

No hay reflexión de sí mismo, nos hemos vuelto una sociedad temerosa, temerosa de expresar nuestras ideas, opiniones desacuerdos, temerosa de expresar afecto, amor, ternura, pasión…perdiendo así las Dignidad de lo Humano y lo trascendente.

A la mayor parte de la gente no le interesa conocerse a sí mismos, comprender qué es la realidad; Sólo percibimos un pequeño porcentaje de lo que somos. Este estado de indiferencia, de ignorancia encuanto a lo que uno es trae como resultado el estado actual de nuestra sociedad la cual esta en constante conflicto, guerra, desorden, depresión y sensación de soledad.

“La depresión, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) afecta a 350 millones de personas en todo el mundo, ya es considerada por esta entidad como “la epidemia del siglo”, al punto que, para el año 2020, será la causa principal de discapacidad a nivel global.”

Es importante para nosotros mismos en primer lugar que nos adentremos de manera seria y apasionada en el estudio de nosotros mismos como seres totales e integrados, que descubramos por nosotros mismos lo que realmente somos.

Esa es desde mi visión personal la virtud verdadera, la fuerza real que nos permite descubrir que somos algo más que esta materia, carne, huesos, hambre, sed, sexo, diversión.

Somos una totalidad mucho más compleja, bella, sensible y poderosa.

Luminosos seres somos no esta cruda materia.
- Yoda.

Esta virtud es percibirnos como seres luminosos, poderosos, luminosos, creativos, inteligentes, brillantes,bellos, amorosos, plenos, dichosos.

Es pués importante aprender a escuchar y confiar en nuestras intuciones en los susurros del alma que somos, no recorrer el camino de otros, más bien crear nuestro propio camino y no dejár que el “ruido” de la sociedad con sus exigencias, paradigmas y opiniones de la así llamada mayoria apegue la voz nuestra intución, el fuego de la consciencia.

Es importante que no nos adaptemos de manera pasiva y servil al paradigma que nos vende la sociedad, y que mantegamos viva la llama de la virutd del discernimiento, el pensamiento crítico la belleza y la dignidad.