Daniel Rabinovich, una ausencia pletórica.

Daniel Rabinovich (1967–2015) fue integrante y miembro fundador del grupo humorístico Les Luthiers, además de notario, escritor, actor y músico. Daniel (“Neneco” era el apodo cariñoso con que lo habían bautizado amigos y familiares) supo convertirse en una pieza humorística clave dentro del grupo. Era el integrante con mayor carisma y más llegada al público, así como el encargado de engranar la sutileza humorística -marca distintiva de Les Luthiers- con los modos efectivos de la picaresca criolla. Representaba, en sus mejores sketchs, al “chanta” querible y atolondrado que se puede encontrar en cualquier barrio porteño.

Sus comienzos dentro del grupo se dieron junto a otros tres miembros fundadores: Marcos Mundstock, Gerardo Masana y Jorge Marona. Ellos dieron la forma germinal de lo que terminó convirtiéndose en un grupo de humor muy sui generis dentro del teatro nacional: músicos que combinaban el humor inteligente con la confección de instrumentos originales y, claro, la excelente música que sabían arrancarle a los mismos. La importancia de Daniel en la factura humorística de Les Luthiers fue decisiva. Si bien los guiones de gran parte de las piezas eran escritos por Mundstock, Daniel intervenía en los ensayos con aportes histriónicos que terminaban modificando el boceto original. Y siempre con buenos resultados.

Era, quizá, el más gracioso de los cinco. Bastaba con que Neneco estuviera presente en el escenario para que un clima de risa inminente se contagiara en el ánimo de los espectadores. Su apostura, el aire calculadamente inquieto, vago y rebelde de sus comentarios eran la marca registrada de un artista que se reconocía, antes que nada, como actor. A Daniel lo incomodaba que lo compararan musicalmente con Marona o López Puccio, músicos formados, porque consideraba que sus aptitudes pasaban por la cuestión actoral. En esto tampoco era mezquino: sabía que los roles en Les Luthiers se habían asignado en los comienzos, de manera muy natural, por una común inteligencia de las facilidades y talentos de cada unos de sus integrantes. Así, Mundstock tuvo a su cargo la escritura de las piezas, Marona y Masana la composición musical e instrumental, y Daniel la representación de los roles más protagónicos en muchas de las obras del grupo.

Años más tarde, Neneco encontraría otras pasiones. La escritura de ficciones (llegó a publicar un libro de cuentos, “Cuentos en serio”) lo sedujo en la última etapa de su vida. Como escritor, Daniel consideraba que tenía la potestad artística absoluta sobre sus creaciones; que no debía, por ejemplo, consultar con nadie el destino de sus personajes literarios. Esta búsqueda de autonomía no es indicio, como podría creerse, de que se sintiera creativamente ahogado en Les Luthiers, con cuyos integrantes mantuvo siempre una relación que superaba lo estrictamente artístico y profesional. Eran amigos. Y aunque el grupo reconoció que durante 19 años solicitaron los servicios de un psicólogo para hacer terapia de grupo, en ningún momento de la trayectoria de Daniel se pudo apreciar la más mínima sombra de discordia con sus amigos y compañeros de trabajo.

Así era Daniel: querido, muy querido. Dentro y fuera del escenario. Por eso su muerte el pasado 21 de agosto significó un cachetazo para la cultura argentina en general, y para Les Luthiers en particular, que no encontrará auténtico reemplazo para su talento y dimensión humana. Les Luthiers sigue (actualmente presenta la obra “Chist” en España), porque “Eso fue lo que nos pidió Daniel”, según cuenta Marcos Mundstock, otro irremplazable. Sin duda el grupo intentará mitigar la ausencia de Neneco con suplencias virtuosas como las que ya venían realizando Tato Turano y Martín O´Connor, los integrantes más recientes. Esa es, por lo menos, la intención. Del dicho al hecho, ya se sabe: Rabinovich.

Links a notas utilizadas para escribir este perfil y entrevista a Rabinovich en Youtube:

http://www.cadena3.com/contenido/2015/08/22/Murio-Daniel-Rabinovich-uno-de-los-genios-de-Les-Luthiers-150398.asp

http://www.clarin.com/extrashow/teatro/rabinovich-ultimo-acto-artista-enorme_0_1417058649.html

http://www.lanacion.com.ar/1802198-murio-daniel-rabinovich-un-grande-de-la-musica-y-el-humor

http://www.losandes.com.ar/article/el-conmovedor-comunicado-y-video-de-les-luthiers-por-la-muerte-de-daniel-rabinovich

https://www.youtube.com/watch?v=_kqxSn_mypA

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Sebastian Yakimavicius’s story.