El amor, el amor, el amor.

Es maravilloso, una fuerza sin igual, algo de lo que no puedes escapar, como el aire.

Cuando llega, te atrapa y te consume.

Amar duele cuando lo confundes con esos “te quiero” en vano, y los “te amo” por presión.

El amor lo ves en los ojos de tu amor, en el oír de su voz, lo sientes en su respirar, lo tocas en su palpitar, lo mimas en la intimidad.

Que lindo se ama de verdad.

Ay querido Amor, me encantas.


Una vez amé tanto, tan fuerte, que creí jamás volver a amar.

Cerrar mi corazón por culpa de otro? Privarme de sentir el amor porque uno, UNO, me hizo daño?

NO!


No confundas ilusión con amor.

Una vez me dijeron:

“No esperes nada de nadie, si llega, te sorprendes y si no llega, no te duele”.