Realmente queremos respuestas?

A veces oramos pidiendo a Dios respuestas, pero realmente las queremos?


Oramos constantemente y sentimos que Dios no escuchó nuestra oración, porque no nos responde de una vez. Pero cuando lo hace…

Realmente queremos oírlas?


Yo digo que Dios tarda en responder porque nos está preparando para recibir las respuestas.

“Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora”. Eclesiastés 3:1

A veces queremos cosas de Dios, que nos ayude en esto y aquello.

Pero todo depende de Dios?

Dios nos da la salida, nos da opciones, sus opciones. Pero estamos dispuestos a ir por donde Dios nos dice?

Quizás si nos responde de una vez, y quizás si escuchamos su respuesta, pero la cuestión está, en que nos negamos a aceptarla.

Dios NO va a cambiar sus respuestas, ni mucho menos va a negociar con nosotros.

Dios nos dice que hacer, pero NO nos obligará a hacerlo.

Dios hace su parte, nos muestra el camino, está en nosotros elegir si andar por ahí o no.


Dios no quiere ni necesita comprendernos, Dios quiere que comprendamos que siguiéndole a Él, que confiando en Él, en su palabra, que creyéndole sin reproche, todo marchará a bien.

“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados”.
Romanos 8:28
Like what you read? Give ShαяσnWαtsσn a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.