En posición astral

Las letras vienen de la tinta que están en las venas,

y del maldito estrés que me causa tu existencia.

Que corre, pero persevera hasta llegar coagulada

¿Aún hablamos de mis letras?

Sí, la inyecto en el papel y se seca,

porque se llenan de mis carcajadas

ya que yo te uso, y tú te lamentas.

Estás en posición astral, perdido...

después de cogerte todas las estrellas y

dejarme sola, con esta infusión de planetas.

Encontré bien cerquita, en los pasillos de mi libreta

lo que siempre he deseado: la sonrisa de un cometa;

que me hace viajar más allá que solo a la luna,

ahora exploro mi alma que empieza en mi corazón

y acaba en la curiosa constelación de mi cabeza.

Yo conozco su relación con las olas desde cuna

sé que sabe nadar, pero a veces se hunde…

en sus pensamientos, y en mi prisa por conocerlo,

pero mis ganas aprendieron a surfear y llegaron a sus labios

y los sabaoreo suavecito y me saben a todos los colores

sin dejarme dudar de su imparable capacidad

para que domemos, juntos, todos nuestros temores.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.