Adiós?! Que hablas…

Y llegamos hasta aquí, con el corazón lleno de sensaciones en la mano, quizá sea la última vez que estemos todas juntas, quizá nos volvamos a ver, y recordar que todo empezó como en los juegos del hambre, uno nunca sabe.

Llegamos sin nada, y es que Laboratoria nos dio algo muy valioso, esa cajita de herramientas para poder sobrevivir en un mundo tan masculina mente competitivo aun, como es el de los web developers o desarrolladores web. Sabemos que eso cambiará dentro de poco, porque alguna vez durante 5 meses en el piso 11 de algún edificio Miraflorino se daban lugar a casi mas de 30 chicas con sueños y ganas de ser mejores y decididas a cambiar las estadísticas.

Llegamos casi más de 50, en el camino algunas iban dejando el camino por distintos motivos, igual tienen lugar en nuestros corazones, las extrañaremos.

Nosotras que estamos frente a ustedes hemos notado algo, que todo cambia al cruzar esa puerta, y ver a la gente trabajando por un país mejor, el sillón rojo, las mesas, la gente, el café, Dennis la señora del carrito, a la cual ya le ofrecí una oferta de emprendimiento para hacer crecer su negocio, sin duda es un lugar de mucha inspiración.

Este proceso no hubiera sido posible sin la guía de nuestro Pastor Gian, o de nuestra madre superiora Mariana, y a todo el bendito team de Laboratoria quienes con su paciencia y motivación nos ayudaron a seguir, no nos queda más que agradecer y asegurar nuestro compromiso como coders de Laboratoria.

Gracias especiales a Ana Maria nuestra Chama hermosa, por confiar en nuestro talento y ayudarnos a encontrar un trabajo, gracias por esa firmeza, y esa confianza que pusiste en cada una.

Gracias Mariana, Ana María, Rodulfo y Herman por crear Laboratoria, un programa de educación que ha cambiado la vida de muchas mujeres, mujeres que tienen talento y las ganas de que ser mejores cada dia y que gracias a programas como estos puedan seguir soñando.

Después se unieron más personas a nuestra experiencia en Laboratoria, tal es el caso de nuestra gran amiga, Raymi, gracias por ser tan sincera y no tener pelos en la lengua cuando algo estaba mal, gracias por tu paciencia y repetir tus clases, gracias porque por eso estamos preparadas para la guerra digital, a veces te excedes, pero se que lo haces por nuestro bien.

Y como les decimos nosotros a la gente del WebShop, nuestros hermanos mayores, que nos enseñaron del trabajo en la vida real, muchas gracias por su disposición para ayudarnos, por sus consejos, por los tricks en diseño y desarrollo, esperamos volverlos a ver para pedirle más ayuda.

Somos un grupo especial, aprendimos, reímos, lloramos, jugamos, superamos…

Hay muchas cosas que no podremos olvidar de esta experiencia, como por ejemplo, las clases de Juan Diego y su memorable “Manicomio!” en el que todas salian despavoridas corriendo como gallinas, defogando energía y sintiendose libres sin ser juzgadas. Tambien never forget the english classes with Waldo, thanks for that, now i can speak this without google translate, thank you Waldo fa-fa-heart. Gracias a nuestro profesor de Wordpress Jose Planas, por su dedicación, gracias por eso profe.

Casi al final de nuestra travesía, una de las integrantes de Laboratoria no decidió dejarnos, sino, fue la vida y las circunstancias que nos obligaron a graduarnos sin ella.

Lorena, no sabes lo mucho que te extrañamos, no sabes las ganas que tenemos de abrazarte y de verte sonreir, es nuestra graduación, somos compañeras, aunque no te veremos mas, estamos felices de compartir el salón y los buenos momentos contigo, hoy que ya no estas mas con nosotros, queremos expresarte nuestro mas sincero agradecimiento por ser tan tu desde que te conocemos, no sabes todo lo que tenemos que contarte, lo que aprendimos sobre CSS, si, aprendimos animaciones en CSS, aprendimos a usar Wordpress, terminamos nuestros portafolios, nos hubiera encantado ver el tuyo, eres tan genial, en serio, muy genial. Hasta siempre amiga.

Estos sucesos que nos tocó vivir no nos enseñan mas que a pesar de que la vida nos muestre mala cara hay que sonreirle y demostrarle que todo puede cambiar.

Pero nada de esto hubiera sido posible sin nuestras familias, gracias padres y madres por confiar en Laboratoria, por alegrarse juntamente con nosotras al llevar un logro a casa, gracias mamá por esperarme con comida caliente sobre la mesa al llegar, gracias por dejarme dormir a pesar de tener tanto que hacer, gracias porque a pesar de que no entendías de lo que hablaba te alegrabas juntamente conmigo, gracias papá porque confiaste en mi capacidad y a pesar de que no estas tan bien, por ti estoy aprendiendo a ser fuerte, estoy sintiendo los golpes de la vida, pero no me quejo, porque estoy siendo mejor persona, gracias hermanos y hermanas porque apoyarnos, por escucharnos, gracias familia por compartir esta experiencia con nosotros, gracias por levantarse temprano para estar aquí a estas horas en un día sábado, los apreciamos mucho y vamos a demostrar que esto no es en vano, ya que, todo esto lo hacemos porque los amamos y queremos verlos reír y con una buena calidad de vida.

Hay mucho mas que decir, pero hay que seguir con el programa, no olviden que lo importante es la salud, gracias.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.