El norte y el portafolio

Las últimas semanas han sido intensas, nada comparado a lo que fue en un principio, ando agitada, sentada en la computadora viendo páginas que puedan ayudarme a hacer un portafolio, y es que, hay tantas que no sé que partes escoger.

He aprendido hasta hace unas semanas, que cada vez que me estreso mi espalda se pone muy dura — Shirley tienes la espalda dura, ¿que haces que tienes la espalda así?. Me dice María de los Ángeles masajeando mis hombros. — Créeme que no lo sé, le respondo.

Me estrecé en una semana en la que en casa todos cumplen años, así que fue una excelente oportunidad para sacar la cámara y despejar la mente.

La semana pasada fue el cumpleaños de mi papá, y el tiene la dicha de que sea cada 7 de Octubre. Digo la dicha porque al día siguiente en mi país es feriado por el Combate de Angamos.

Suelo tener fechas históricas como ejemplos de auto-motivación siempre, es algo que aprendí en el colegio (para que no digan que no se aprende nada). Y bueno, en su cumpleaños numero ? decidió que quería ir de paseo a la casa de su hermano, el vive en el norte de Lima, exactamente en Chancay, así que decidimos ir.

Ya sentados en el auto, el clima no pintaba bien, el gris de Lima nos bajaba las ganas de seguir avanzando, la vista no era muy agradable que digamos, sin embargo, había buena música y queriamos ir más allá.

Creo que lo mejor de ese viaje fue el camino al salir de Lima metropolitana, he aquí el porqué.


En el trayecto caímos en un paraíso, algo conocido como las Lomas de Lachay. Debo afirmar que ese es mi nuevo lugar favorito en el mundo, cuando vean se que dirán que es Photoshop.


Después de terminar la cálida visita a mi tío que se encontraba feliz a pesar de que meses antes le habían amputado una pierna, decidimos dejarlo porque mi padre se sentía demasiado mal, de regreso llegamos a una chacra en la que cosechaban fresas, me sentí como una de ellas, muy fresa.

Definitivamente, fue un viaje maravilloso, en que me libré del estrés y de muchos estereotipos tontos sobre tales lugares, pensaba que me aburriría camino allá porque antes en la infancia, recuerdo que no había nada para ver. Ahora si lo disfruté mucho, es mas, los invito a pasear por allá, es maravilloso. Estas que vienen son fotos del regreso a Lima. Gracias por leer y visitar.

“Creo que ahora si debo seguir con mi portafolio”.