“Es con mucho amor por la labor”

Este fue el mensaje que Carlos Ortiz, productor de la red SiembraViva de San Antonio de Prado envió el pasado 7 de Abril al grupo de WhatsApp de la red de productores SiembraViva.

“Es con mucho amor por la labor!”, seguido de un emoticon de un campesino con una zanahoria. (Carlos Ortiz en el grupo de WhatsApp “Productores SiembraViva”, el 7 de abril 2017)

En este mensaje Carlos nos compartió el esfuerzo que tuvieron que realizar para llevar la cosecha de ese día hasta el transporte de SiembraViva que los esperaba, al otro lado del derrumbe que tuvo lugar la noche anterior en el acceso veredal de su finca.

“Aquí les comparto unas fotos, de como tuvimos que transportar la cosecha de la finca.. Hasta el carro de don jhon.. Al otro lado del derrumbe tierra que hay en la vereda.” — Carlos Ortiz, Productor SiembraViva en WhatsApp

Y no solo llegaron sus palabras y fotos; sino que además envió un emotivo mensaje de voz (.m4a) en el que advertía que no es por “quejarse”, pero que le parecía muy importante que todos en el equipo SiembraViva conociéramos los obstáculos que tienen que resolver algunas veces para no perder todo el esfuerzo de más de cuatro meses. En efecto; la cosecha incluía las añoradas zanahorias que nos hacían falta para cubrir las ventas de ese día. Esas zanahorias; se habían sembrado 4 meses atrás; y un derrumbe cerca de la entrada a la finca; puso en riesgo cumplir con nuestra palabra: Entregarte los vegetales más sanos y más frescos que puedas encontrar… pero quisiera agregarle una frase a nuestro compromiso; una frase probablemente “romanticona”; pero después de este testimonio; es una frase REAL: fueron cultivados y puestos en tu puerta… Con mucho, pero con mucho amor por nuestros campesinos.

Además, consideré que este mensaje de Carlos no solo debería ser escuchado y reconocido por el equipo en SiembraViva; sino además por nuestros clientes. ¿Qué mejor forma, de crear ese puente entre el productor y la ciudad que dando real testimonio de los obstáculos que una simple zanahoria vive, para llegar sana y salva a tu nevera?

Personalmente, la experiencia de Carlos fue significativa, pues justo esa semana vivíamos dificultades al interior del equipo de trabajo; y ver lo que vivió Carlos para entregar una simple zanahoria y así honrar su compromiso; fue como una cachetada para todo el equipo, que nos dijo: “no se queje, simplemente corrija, trabaje y honre su palabra”.

“no se queje, simplemente corrija, trabaje y honre su palabra”

Este testimonio; nos obliga a una reflexión; o mejor a una invitación: Atrevámonos a preguntarnos qué hay más allá de los productos que cotidianamente recibimos, tal como lo hizo un niño que visitó nuestra escuela de campo en La Ceja: “Wow.. yo pensé que los tomates venían del supermercado; no sabía que venían de un arbolito pequeño”.

Incluso la invitación es a ir más allá: ¿Te atreves a cuestionarte cuál es el impacto que tiene tu mundo cuando decides comprar algo tan simple y cotidiano como una zanahoria?

Lo que concluimos en SiembraViva, es que este tipo de preguntas solo las hacemos cuando ocurren eventos como los de Mocoa… en ese momento todos queremos apoyar; todos queremos encontrar una forma de prevenir el próximo desastre. Pero Carlos; nuestro productor, nos enseñó que la clave para evitar el próximo desastre, no es hacernos este tipo de preguntas justo después de la emergencia; por el contrario, la clave está en hacernos ese tipo de preguntas en la cotidianidad de nuestro consumo.

Para ti, que eres un cliente de SiembraViva; aquí va una pista de la respuesta: gracias a tus compras en SiembraViva; productores como Carlos han dignificado su labor como agricultores; y hoy disfrutan de una ingreso digno y de una vida Feliz alrededor de la agricultura. El suelo en el que Carlos cultiva; secuestra más carbono que los bosques que están tumbando alrededor de su vereda; y esa zanahoria que Carlos te entrega; tiene más minerales y más nutrientes que las cultivadas de forma convencional.

¡Ese es el impacto que está teniendo tu mundo, por comprar una simple zanahoria en SiembraViva!

Y como dice Don Carlos… “eso es con mucho amor por la labor”.

Diego, Fundador SiembraViva

El transporte de SiembraViva que esperó en el otro lado del derrumbe.