No quedan más películas que ver ni páginas que leer ni canciones que escuchar. No quedan más excusas para no hacer. Es hora de apuntarle sin miedo al fracaso, mirarlo fijo a los ojos para darle bien de lleno y modificar el curso de su trayectoria. Es hora de enfrentar el terror de que salga bien. Hay un mundo infinito en tu interior angustiado por encontrar un lugar más allá de tus pensamientos. Es hora de arrancar. Lo peor ya pasó, era el hastío.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.