Ojalá que las viejas maneras de manipulación y los mecanismos funcionales a aquellos que sólo buscan poder y dinero queden obsoletos. Que la bandera falsa no triunfe en su ansia de división y no encuentre jamás el camino que conduce al jaque mate.

Like what you read? Give Silvina Miguel a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.