Microcuento:

Un sismo de libertad

Foto: Unsplash

Fueron once años de casada. No tuve hijos. En casa las risas fueron pocas y los momentos de diversión casi nulos. Los gritos y las voces de las paredes me irritan como si el techo abriera su boca para hablarme y tragarme. Trato de huir. Corro por todos los pisos de la casa. Los latidos de mi corazón son más fuertes. ¿Que si es la ansiedad postdivorcio? ¡Pamplinas! Hoy es 16 de abril, miembro amputado que aún siento. Ayer fue 16 de abril como si acarreara una pierna fantasma. Mañana será 16 de abril sin cura.

Originally published at www.literaturaenlaciudad.com on March 16, 2017.