Será que me estoy haciendo mayor…

Cuando quieres darte cuenta todo ha cambiado.

Llega el compromiso, el matrimonio, el primogénito, el segundo, el tercero… Entre tanto cambia la forma de mirar a los amigos, el mundo del trabajo e incluso la manera de mirarte a ti mismo. Empiezas a importarte bastante poco porque empiezan a importante los demás.

Justo en ese momento descubres que en realidad deseas es mejorar el mundo en el que vives porque es el mundo en el que vivirán. Así los temas que uno tiene en la cabeza se modifican, el prisma a través del cual miras a los demás ya no es el mismo, las conversaciones giran en torno a asuntos diferentes y compruebas que el tiempo se ha convertido en un enemigo.

A veces tengo ganas de gritar y este es un buen lugar.

Me gusta la filosofía, la antropología y la política. Vivo del marketing. Amo la Verdad, que es una, y respeto todas las gafas con las que se mire. De todo esto hablaremos.

PD. Reconozco que podría ser un poco más directo y simplemente decir que ya me aburre escribir sobre marketing, que eso lo hago todos los días en el trabajo, y que el hábito de escribir por escribir lo estoy perdiendo. Así que ante el defecto, escribir, y si escuece mucho mejor.