La Terraza

Constitución, Buenos Aires

Siempre quise vivir en un edificio, y pasar mis noches en la terraza. Bebiendo con amigos o solo, escribiendo mi tristeza o simplemente escuchando música como si estuviese en mi habitación.

Yo siempre me jactaba diciendo que eso era lo que iba a hacer si viviese en un edificio. Pero ahora vivo en uno, tengo terraza, tengo una vista increíble al Ferrocarril Roca y nunca hago nada de eso.

Ahorita estoy en la terraza bebiendo, solo, escuchando música y escribiendo esto. Estoy haciendo todo junto porque no tengo autocontrol y me odio. Sí, como dijo BoJack. Pero, es que yo soy un caballo, así como él.

Tengo el edificio y la maldita terraza. Pero no tengo las ganas, no tengo la inspiración, no tengo a mis viejos amigos y no tengo a mi mamá.

Llega la noche en la terraza y con ella la conclusión de que para tener algo, tienes que dar algo. Sí, como la alquimia en Fullmetal Alchemist.

Yo di mi esencia por un edificio. Yo no soy nadie y la terraza tiene mi fantasma.

Ojalá el ferrocarril que veo me llevase al ser que era antes. Una estación espiritual.