Sofia Morgenstern

Diseño para extremos

Decidí hacer mi ensayo sobre este tema porque me pareció un tema muy interesante para analizar. Es algo que esta presente en nuestro día a día y ni siquiera lo notamos. Tiene tanto sentido que lo pasamos por alto y tan es así, que muchos errores del diseño se dan porque este factor casi nunca es considerado. Un diseñador no es un sastre que se puede dar el lujo de medir a cada persona, tiene que generar un promedio que abarque a todas las personas porque si no, sería incosteable.

La teoría dicta que se deben tomar en cuenta dos extremos. El 5% para calcular los alcances máximos y el 95% para dar un margen. Así, el 90% puede usar el producto.

Fue Waloddi Weibull un ingeniero y matemático quien en el siglo XX saco esa gráfica. Esto no es algo nuevo, lleva años desarrollandose y perfeccionandose para que hoy en día podamos aprovecharlo y así cada ves crear cosas mejores que le sirvan a más personas.

Este esquema explica de manera visual los porcentajes previamente mencionados.
Esta imagen representa muy bien el tema. Tienes que encontrar un punto en el que todos los extremos de alguna manera estén conectados, un balance. No puedes irte solo a la parte superior o inferior, la cosa es encontrar el centro y lograr abarcar todo juntando todos los vértices.

Esto no es fácil de lograr, ya que es crucial observar de manera determinada a todos los usuarios durante varios meses, y de esa manera poder ver y tomar en cuenta a todos. Y no es solo eso, también existen varias fórmulas matemáticas para dictaminar estos cálculos.

En 1997, en la Universidad de Carolina del Norte, sacó un listado de siete principios que todo el diseño debe tener para poder ser usado por todas las personas:

-Uso equitativo

-Uso flexible

-Uso simple

-Información perceptible

-Mínimo esfuerzo fisico

-Tamaño adecuado para uso

Siguiendo estos principios, es más fácil entender cuál es el camino a seguir para poder diseñarle a todo público. No solo hay que tomar en cuenta las dimensiones humanas, ya que hay muchos otros factores que afectan a la hora de diseñar un producto o servicio.

Un ejemplo breve y conciso, sería el diseño de automóviles. Tienes que pensar que habrá gente de más de 1.90m que va a requerir de un coche, como también habrá personas de menos de 1.20m que se van a ver interesados. Tomando en cuenta factores como estos, el diseño del volante, del asiento y de la estructura del automóvil se ajusta para que ambos extremos lo puedan usar.

Todo esto se relaciona con la ergonometría, que es el estudio de la forma en la que interactúa el cuerpo humano con los objetos que lo rodean. Es crucial entender esta ciencia, para después poder adaptarla a todos los posibles usuarios.

Sin embargo, también hay ejemplos en los que no existe una relación con dicha ciencia. Por ejemplo, un concierto musical, que demuestra que muchas veces el valor económico es priorizado. Este tipo de eventos van más allá de la experiencia, y es realmente sorprendente la cantidad de dinero que la gente puede llegar a pagar por unas entradas. Claro, que también hay que considerar que existen distintas realidades para todos los seres humanos, y que mientras unos pueden pagar mas de $4000 por un boleto, otros pueden pagar máximo $300. Tomando eso en cuenta, es importante diseñar una experiencia que pueda ser costeable para rangos tan diversos como esos.

Poniéndolo así, la solución es muy “sencilla”: Se numeran los asientos, y entre más adelante al escenario (y por ende, más cerca al artista) se encuentre, más cara costará la entrada. Sin embargo, detrás de todo este “simple” sistema, se tomaron en cuenta diferentes factores que señalaban al proveedor que era sumamente necesario diseñar y planear el servicio, tomando dichos extremos en cuenta, con el fin de que mas personas asistieran al evento.

Habiendo dicho eso, quiero terminar diciendo que diseñar para una persona promedio no es suficiente, y que como diseñadores, tenemos la necesidad y (hasta cierto punto) la responsabilidad de ver más allá de un solo usuario, y tratar de abarcar diferentes audiencias. No basta con hacer cosas para las el usuario “regular”, tenemos que atrevernos a incluir a todos, ya que es una situación en la que todos podemos salir ganando. Tanto tú como diseñador, que generas mas ingreso y causas más impacto, como los clientes que tienen más opciones y pueden sacar mucho mas provecho de tus servicios.

Referencias

http://disenoyergonomia.blogspot.com/2010/08/principio-del-diseno-para-los-extremos.html

https://www.monografias.com/docs/Principios-Del-Dise%C3%B1o-Antropom%C3%A9trico-FKFN32CMZ

https://support.minitab.com/es-mx/minitab/18/help-and-how-to/modeling-statistics/doe/supporting-topics/mixture-designs/what-is-an-extreme-vertices-design/