Zapatillas que no has de llevar al gimnasio

Es cierto que no nos movemos mucho en este blog, un par de veces a la semana (si toca) al gimnasio, un partido de basket a la semana y, ocasionalmente, un partido de fútbol para reventarnos las rodillas, los tobillos y la espalda, porque la edad ya empieza a notarse.

Para basket y fútbol parece que todo el mundo tiene claro qué tipo de zapatilla usar (por no hablar de los miles de consejos que encontraréis para vuestras zapatillas de correr), pero para el gimnasio parece que no está tan claro y se ven verdaderas aberraciones que, a futuro, pueden causar lesiones graves. Y no se trata de un asunto de snobismo, sino de cuidar unas extremidades que nos tienen que durar mucho, sobre todo las rodillas, que siempre acaban dando guerra y nos pueden dar más de un disgusto. Por lo menos hacer lo posible para que su vida útil dure más.

Y es que ir al gimnasio no es coger la ropa de licoreta como diría Leo Harlem, sino también ir equipado para lo que vayamos a hacer (con opciones de bajo presupuesto muy recomendables) y, sobre todo, bien dirigido por los especialistas que hay en cada gimnasio para hacer una tabla de ejercicios que nos podamos permitir.

Vamos a hacer un repaso.

Reebok Freestyle Hi

Una de esas zapatillas que no pueden faltar en el armario de cualquier bloggera-de-moda-wannabe no es la mejor opción para hacer ejercicio en el gimnasio. Son chulas, en pie quedan muy bien, pero en cuanto las sometes a las típicas tensiones de una cinta de andar o de una elíptica, sufren y mucho.

Asics Aaron MT

En el top 1 de las zapatillas para no usar en el gimnasio están éstas. Unas zapatillas que son incómodas hasta la extenuación (al menos para mi pie, por lo planas que son), no son aptas ni siquiera para hacer el camino desde casa al gimnasio, así que mucho menos para hacer bicicleta, press de banca o andar en una cinta. Incluso las he visto usar para correr.

Nike Air Max 1

Si bien con cómodas e inicialmente estaban pensadas para andar, no es la mejor opción para poder moverse por un gimnasio. Sí, son molonas. Sí, quedan guays en los pies. Sí, son caras. Pero no están pensadas ahora mismo para las tensiones que han de soportar en aparatos o en cinta.

Adidas Stan Smith

Sí, hay quien las lleva al gimnasio. Unas zapatillas que estaban pensadas para la práctica del tenis años ha, no son hoy la mejor opción para llevarlas a hacer spinning, ni siquiera para andar. Y eso que los materiales en algunos casos da gusto tocarlos y parecen duraderos, pero no, no os van a sujetar el pie y acabaréis teniendo alguna lesión de las que no os podéis permitir.

Estos son sólo cuatro modelos, pero podemos sumar muchas más. En estos años de gimnasio (que no se notan en la forma física, todo sea dicho) he visto Fury Pump, todas las Air Max (incluso algunas 95), alguna Jordan 1, botas de basket para hacer bici, etc.

Si no os ponéis unos vaqueros para hacer deporte, ¿por qué no usáis las zapatillas adecuadas?


Originally published at www.sneakersblog.es on November 29, 2015.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated I Love Sneakers’s story.