Desde este lado del río, el silencio y la paciencia en ocasiones abruman. Retrato el paisaje que me evoca la esperanza de escuchar tus sonidos, de pensar en tus colores. 
Una no es sin el otro. Si no fuera por la esperanza de tu ser, el olvido y el desdén sería una opción, pero no, no lo es; mientras pueda pintar y tejer el paisaje de mi corazón en el encuentro con el tuyo. Se requiere valentía y fuerza para trazar cada parte, mientras te entrego este lienzo que hice para ti.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.