Melancolía

A veces que me siento irremediablemente sola y como sé que sería en vano buscar nuevas compañías, me arriesgo a devorarme la ciudad con mi melancolía, y en ese andar que a veces siento vacío por no tener dos pies al lado de los míos, se me ocurre contemplar todo lo que me es ajeno: sonrisas, miradas, sonidos…Cuerpos libres que no necesitan de mi tacto, pero que si por azar alguno se tropieza conmigo, le ofrezco un beso fugaz, de esos que no son enteramente dulces, para que apenas si pueda parecer real, para que ninguno de los dos se obligue a extrañarlo y ambos podamos seguir bailando, sueltos

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Sol Yeka’s story.