salì huyendo y me perdì. no es la primera vez que me sucede. el que huye lo pierde todo. tiene que volver a empezar. no puede volver a ser lo que era. no se reconoce en el espejo, se siente siempre impostor. en cada casa en que he vivido me he sentido un poco màs yo, pero tambièn un poco menos. siempre estamos calibrando ese balance. no llegamos nunca a lo preciso. veo las cosas hoy y pienso: esto habrè de recordarlo, esto no habrè de recordarlo. y nada parece real. asomarse al vacìo y no dejar de caer (asì fue como Alicia llegò a aquel extraño paìs). tambièn estàn perdidas mis palabras. los sentidos erizados todo el tiempo. en nadie se puede confiar. todos te lo dicen y uno se pregunta si en el fondo tambièn estàn diciendo: no confìes en mì. era sencillo ver la tarde en la ventana, ver pasar las estaciones en mi àrbol. andar por la luz amarilla de las calles conocidas. aquì el dìa sòlo tiene un minuto luminoso: el del atardecer. luego la noche. hoy cuando abrì los ojos la noche seguìa afuera, la luna elevada sobre las tinieblas. un animal en su guarida, pensè. asì soy yo, la que huye: un animal que va cambiando de guarida. lejos estoy de la manada. soy el animal que cruza el mundo para nada. para ser màs y màs pequeño ante la vida amplia. sale el sol y hay que ir a buscar la vida. en el silencio, aunque se digan cosas. nada se dice de verdad, caen las palabras como hojas, como càscaras huecas. pero contra los muros suenan SOC, como romper una cabeza.

(palabras que decìa papà: caco, amolado, pachocha, SOC. SOC SOC SOC SOC SOC como romper una cabeza)

ayer dije tengo miedo y me dijeron acostùmbrate porque lo que perdiste ya nunca màs va a estar. haz una lista y resuelve. haz una lista de las soluciones.

la lista de las soluciones: el silencio el silencio el silencio la piel pegada a la carne el silencio el globo ocular completo el silencio comprimir la masa de los sesos el silencio el silencio el silencio respirar cortar la piel que sobra cortar todo lo que duele andar con las plantas de los pies en carne viva por el asfalto quemado por el sol pero el silencio, sobre todo y para todo el silencio

(palabras que decìa papà: CHST a callar)

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Nora de la Cruz’s story.