La carta esférica. Arturo Pérez Reverte.

Valoración: 🌕🌕🌕🌗🌑 (3,5/5)

Sinopsis:

La historia comienza presentándonos a Coy, un marinero que ha perdido la licencia de piloto tras un accidente, un hombre solitario, que lo único que necesita es pasar su vida en el mar. En una subasta conoce Tánger Soto, una historiadora naval que trabaja en el Museo Naval de Madrid. Ella adquiere el Atlas Marítimo de Urrutia, interponiéndose a Nino Palermo, un “caza-tesoros”, el cual se convertirá, tras una pelea con Coy al final de la subasta, en enemigo de estos dos últimos a lo largo de la historia.

Tras unos días separados, en los que Coy no deja de pensar en Tánger, se decide a visitarla en Madrid. Una vez allí, ella le cuenta el porqué de tanto interés en el Atlas Marítimo de Urrutia. Lo necesita para encontrar un barco hundido en 1767, en las costas mediterráneas, el “Dei Gloria”. Al principio, únicamente le explica la historia del hundimiento, y que desea encontrarlo porque se trata del barco del cual hizo su trabajo de final de carrera. Se trata de un barco de Jesuitas, que hacían la ruta América-España, que fue interceptado por un barco pirata, y ambos acabaron hundidos, pero poco a poco, a lo largo del libro, se va descubriendo, tras discusiones con Coy, que se trata efectivamente, de ese barco, pero con un cargamento de esmeraldas.

Tánger pide a Coy ayuda para encontrarlo, y después de muchos cálculos y ayudados del Urrutia, se embarcan en el Carpanta, al mando de Piloto.

Me ha gustado este libro, aunque creo que peca de demasiadas descripciones. En general, me encanta que en un libro se describan todas las situaciones, pero a veces en La Carta Esférica, el autor detalla tanto todo lo referente a los barcos y la navegación, que para una persona como yo, que ve muy poco el mar, a veces no puede seguir el argumento, y no puede imaginar bien las escenas. Pero por lo demás una historia fácil de leer, con unos personajes muy bien descritos y definidos, con historia de amor incluida, localizaciones que te hacen sentir el mar en tu piel, y con un final, aunque rápido, sorprendente. Sé que hay una película basada en este libro, pero creo que no la veré por ahora porque este libro me ha dejado un buen sabor de boca y no querría que me lo estropearan. :)