Member preview

Chupala, Napoleón: La Venganza de Deschamps.

De todas las cosas que predije cuatro días antes del Mundial, dije que Francia era Campeón.

Higuaín le erró hasta en el lugar de nacimiento. (Photo by Craig Philbrick on Unsplash. Fiore apoya a artistas del mundo. ¿?)

También dije que me garchaba a tu hermana. Soy su Nostradamus, imbéciles.

Francia arrancó el Mundial más difícil, después de morfarse las críticas de la prensa gala que a pijazo limpio los hizo concha: se volvían en primera ronda. Pero Fiore vio que Francia, si bien no era un equipo brillante, contaba con dos elementos fundamentales para salir campeón: talento y un técnico covachero. A todo esto, le agregamos la famosa "suerte de Campeón" que siempre ayuda. Francia fue al Diarco, y compró ojete al por mayor: le salía todo, y mucho antes del choque con nosotros.

La Primera Vez, Siempre Duele

El primer encuentro fue un 2-1 contra la cangureante Australia. Francia no puso lo mejor y tuvo intenciones de ir a buscar el partido, algo que no le simpatizó a Australia que puso toda la carne en el asador, y todas las fichas en algún frentazo.

Gentileza de la concha de tu hermana.

La embajada africana salió con Lloris; Pavaard (virgen), Varane, Umtiti, Hernández; Tolisso, Kanté y Pogba; Mbappé, Griezmann y Dembelé. Un 4-3-3, que se parecía por momentos a un 4-5-1 y a veces a un 4-2-2-2, usando a Pogba y a Dembelé para darle vuelo al juego y asociarse con Griezmann, dándole así campo a Mbappé y su garrocha de carne.

Australia disfrazó a diferentes animales de ser humano, en un verdadero Zootopia futbolístico.

El partido fue un aburrimiento estrepitoso, pero en el segundo, un penal del VAR para Francia le permitió a Griezmann abrir el ocote de Nicole Kidman. Cuatro minutos después, la armada cangura tuvo un tiro libre: revolearon un cascote que no tocó nadie, salvo Umtiti - no da para ser grone y tener ese nombre, hermano - con su mano como si jugara al voley. Todos al humo contra el árbitro. Penal: un joey le pega a la caprichosa, en un empate al que Quique Wolff lo grabó en VHS para verlo a beso limpio en su cama al lado de Cachito Vigil. Estupor en Francia. Macrón le fracturó la cadera garchándosela a su mujer mientras veía el gol de Australia, y a la abuela la tuvieron que internar el resto del mundial. Después llegaría algo impresionante: combinación entre Pogba y Giroud, la pelota se va larga, Pogba la puntea, la pelota roza en la canilla del central australiano Behich y se le cuela por encima al arquero Ryan, pega en el travesaño y al piso, pero todos se miran. Después de comprobar con tecnología de Goal line, el árbitro da el gol. Festeja Francia, que tuvo el ojete de Laetitia Casta.

Los Guerreros de la Blanca

Después llegó Perú. Francia tenía dos opciones: covachearla e ir de contra, o cascotearle el rancho sin parar. Y Deschamps, ante la debilidad de los kaperus, optó por la segunda.

WEEE ALTO ESCRÍNGSHO AMEOH

4-2-3-1 que arrancó con Lloris; Pavaard (virgen), Varane, Umtiti, Hernández; Kante y Pogba en la carnicería; Mbappé, Griezmann, Matuidi y Giroud de punta. Los perukas venían de perder su primer partido contra una sólida Dinamarca, y ponían todas las llamas en el plano: Gallese; Advincula, Ramos, Alberto Rodríguez (¿Saa? ¿El Alberto?) y Trauco en el fondo; Aquino, y Yotún en el achure; Carrillo, Cueva y Edison Flórez; y arriba, Paolo Guerrero.

Guerrero está tanto en la línea de gol, que respira cal. Cuak.

A los '12, Pogba le pega desde la casa y no pasó nada. A los '14, corner: cabecea Varane y la manda 10 metros afuera. A los '16, bochazo de Varane para que la baje Giroud, la pelota le queda a Griezmann para la derecha, y la saca Gallese haciendo "La de Dios" del Mono Burgos. Los brujos que enterraron un sapo atrás del arco se codeaban y se reían: había esperanzas, pues. Minuto '31: Cueva por izquierda, tira un centro que iba a despejar Varane, anticipa Guerrero que dispara de zurda y ataja Lloris. Esa jugada fue igual al tercero de Francia Mbappé vs Argentina, pero Francia tenía el ojete que no tuvimos nosotros. A los '34 pasó lo que tenía que pasar: Pogba chorea una en tres cuartos, se la da a Giroud que patea de zurda y rebota en el central que intenta bloquear el remate, haciendo pasar la pelota por encima de un Gallese vencido, aparece Mbappé y su tararira maciza para hundir la daga de carne en el upite kaperu. ¿Se puede tener más ojete? La respuesta es: no. 1-0, Francia a Octavos y Perú, al micro y a casa.

La Era Oscura

Contra Dinamarca, la cosa no estaba dura para nada: con los dos clasificados, y listos para Octavos, el partido fue somnífero. Francia puso un mix africano con muy poca calidad en Spotify, y a danzar el waltz de la pérdida de tiempo. Deschamps aprovechó para meter a todos aquellos que quieren comer caliente: Mandanda; Sidibe, Varane, Kimpembe (?), Hernández; Kante y Nzonzi en el achure; Dembele, Griezmann y Lemar; Giroud de ariete. Dinamarca, en cambio puso a Schmeichel; Dalsgaard, zzzzzzzzzzZZZZZZzzzzzzzzzzzz…

Pesadilla

¿Eh? Ah, sí, bueno… eh… En Octavos, nos vacunaron de ojete. Todo lo que querés saber de Argentina, está acá.

Titanes

En Cuartos, cayó Uruguay. Es doloroso para los que creemos que los uruguayos son buena gente, por más que algunos de ellos nos odien.

En algun momento confesaré de dónde me choreé estas gráficas. Mientras tanto, que la chupen.

Uruguay, sin Cavani por lesión, fue con: Muslera; Cáceres, Giménez, Godín, Laxalt; Nahitan Nández, Torreira, y Vecino en el achure; Betancur de enganche, y adelante Suárez y Stuani. Un 4-4-2 en diamante, clásico como la vida del maestro Tabárez: clavada en los 90s. Francia, arrancó con Lloris; Pavaard, Varane, Umtiti, Hernández; Pogba y Kante; Mbappé, Griezmann y Tolisso; con Giroud de ariete.

Los primeros 15 minutos fueron de los yoruguas, que empujaron como gladiadores todos juntos e hicieron temblar el arco de Lloris. Pero a los '40, un tiro libre de Griezmann, y el anticipo de cabeza de Varane, harían que la pelota se clave en el segundo palo de Muslera. Nuestros hermanos perdían 1-0. Uruguay no se rendía, e iba por el empate: a los '43, Cáceres cabeceó un centro y Lloris voló del centro del arco a su palo derecho, conteniéndola con toda la mano, para que en su segundo intento Godín la tirara a las nubes. Tremendo ojete el de los franceses que se agigantaba. A los '61 minutos de partido, Griezmann agarra una pelota en tres cuartos, apunta y dispara: la pelota viboreó en el último metro y Muslera le sacó el cuerpo. Nada que hacer. Uruguay perdía por 2-0 y no podía remontarlo. Después, Giménez empezó a llorar, y nos hizo llorar a todos. Unos grandes. Mis respetos.

El Show del Payaso Neymar

Otro que tuvo suerte, fue Brasil que perdió con Bélgica y zafó de la vergüenza de perder con Francia en otro partido tipo 7-1 como el que se comieron contra Alemania. Cuando todos los veían campeones, yo era el único que sostenía que no iban a llegar más allá de cuartos. ¿Cómo es posible? Muy fácil: ya lo dije acá. Pero, sobre todo, porque Brasil tenía un pésimo balance entre la transición del medio a la defensa. Analicemos el encuentro que tuvieron los yosapas con los diablos rojos. Se enfrentaron a una Bélgica con un par de jugadores interesantes, y un Hazard encendido. No eran la gran cosa, pero eran un rival medianamente respetable, que después cayó con Francia.

Está clarísimo que Fernandinho está como enganche, porque el yanqui que hizo este gráfico mira béisbol, ¿no?

Bélgica jugó con Thibaut (Tíbo) Courtois en el arco; Meunier, Alderweild, Kompany y Vertonghen; Fellaini, Axel Witsel y Chadli en el medio con garra; Kevin De Bruyne como "falso 9", por derecha Lukaku, y por Izquierda Hazard. Cabe destacar, que así salió el equipo, pero después quedó Lukaku como ariete, con Hazard por Izquierda, y De Bruyne más retrasados. Armaron un 4-3-2-1, y las bombas explotaron en el arco de Alisson. Salvo Meunier (PSG) y Axel Witsel (Tianjin Quanjian, y la reconcha de tu china hermana), todos los jugadores de Bélgica juegan en la Premier League de Inglaterra. La scola do samba de los colifas villeros, arrancó su payasada con: Alisson; Fágner - que tuvo que certificarle a la madre por medio de un juez que era su hijo, y no un ladrón que entró a su casa - Thiago Silva, Miranda (!) y Marcelo; Paulinho, Fernandinho, y Coutinho; Willian, Gabriel Jesús y "Krusty" Neymar. A los '8, Thiago Silva recibe un córner de Neymar que sobra a todos en el primer palo, le pega con el muslo y la pelota da en el primer palo, para que luego la agarre Courtois. Pero a los '13 ya empezaron a saborear la salchicha: córner, centro de Chadli teledirigido hacia la frente de Kompany, que la roza. La pelota da en el brazo de Fernandinho y se le cuela a Alisson. Los grones perdían 1-0, pero la fiesta no terminaba acá: faltaba mucho. Brasil atacaba, sí y si me permiten, les cuento que merecía más…. Más pija.

Defienden con 3. ¿No me creés? Mirá….
¿Viste? Ahí tenés, la concha de tu hermana.

Eso sí, se dio la forrada de la transición de mierda que les dije al principio. Esto es así: Vos tenés un 4-3-3, donde los tres del medio están conformados por dos monos que son más de ataque - Paulinho, y Coutinho - dejando a Fernandinho que juega de segundo medio defensivo en el City, solito mi alma contra los rivales. "Ah, pero tienen 4 en el fondo, igual"… no Kapanga: Marcelo se fue al ataque, Miranda es cuadripléjico, y Fágner tiene el pañal lleno de caca mientras repite, rosario en mano "¿por qué tenía que lesionarse Alves? ¿Por qué no llamaron a Maicon?". Fágner era capaz hasta de meter a Cafú, viejo, gordo y canoso, con tal de no estar ahí.

Cuando Brasil atacaba, los dos laterales estaban en medio campo o más arriba, y cuando defendía, al medio campo le faltaba gente. Así, partían el equipo a la mitad, y dejaban un buraco en el medio que era intapable. Ese mismo agujero sin fin, fue el que identificó Alemania en el 7-1. En fin: tenían un quilombo en la defensa monumental, pero a los PELOTUDOS de siempre, Nike les vendió que iban a ser campeones, y se compraron todo el humo envasado para ver a Neymar en el piso, a un Coutinho de salvador, y un fútbol mediocre.

La concha de tu madre vas a ser campeón con ese equipo de mierda, indio.

Volvamos a lo bueno: a los '26, el negro Lukaku agarra la pelota en tres cuartos del campo de Bélgica. Se va en velocidad: es una puta locomotora. Pasa a Fernandinho como si fuese una piedra. Paulinho lo cuerpea, se le tira a los pies, lo carajea, lo escupe, muestra cómo se gatilla una muñeca inflable con la jeta de su madre, pero el negro ni se inmuta: es un Terminator de luto. Le clava un pase hacia la derecha para encontrar a De Bruyne. El colorado mala leche avanza unos pazos, le da un sablazo al segundo palo de Alisson y andá a cantarle a Caetano Veloso, la concha de tu madre. A los '37, Coutinho - el alma de Brasil - saca un tiro desde la izquierda que hace revolcar a Courtois. Nada de lo que hacía Brasil era suficiente, pero ya en el segundo tiempo y con Neymar haciendo su partido con pelotudeces payasas incluidas, llega Coutinho con un centro frontal para la llegada de Renato Augusto, que la frentea abajo, al palo de Courtois que no llega por poco. Parecía que pasaba Bélgica, cuando en el '92 Neymar recibe en la medialuna del área y patea a un ángulo: Thibaut Courtois la saca en la atajada del mundial. Un maestro, que no fue egoísta: le dio toda la japi para que la mastique Brasil. 7-1, y ahora se comieron la belga: cierren esa toldería que tienen por selección, hijos de puta.

Bélgica se Comió un Bombón

Ahora, bien. Volvamos a Francia, que recibía a Bélgica.

Lukaku jugaba con ventaja deportiva: tiene tres piernas.

Francia, arrancó con Lloris; Pavaard, Varane, Umtiti, Hernández; Pogba y Kante; Mbappé, Griezmann y Matuidi; con Giroud de ariete. Bélgica salió con Courtois en el arco; Chadli, Alderweild, Kompany y Vertonghen; Axel Witsel y Musa Dembélé; De Bruyne, Fellaini y Hazard; y arriba, el hombre-montaña: Romelu Lukaku. El partido fue de ida y vuelta, y pudo estar para los dos. Pero en un córner al minuto '51, Umtiti la peinó al primer palo, y a Bélgica se le hundía la canoa. Lo peor, es que salvo por Hazard, y algún que otro centro, Bélgica no pudo hacer mucho daño. Igual llegó, pero Francia no tenía a Willy Caballero sino a Hugo Lloris, que es UN ARQUERO DEL REPUTÍSIMO CARAJO. Todo lo que tiró Bélgica lo sacó Lloris. También tuvieron el culo enorme que tuvieron contra Argentina. Pero, ya venían bendecidos desde antes estos pibes. En Francia siempre se habló de la suerte de Deschamps, que era como una forma de decir "tiene el celular de Dios" aunque sin un Crespi en la FIFA arreglándole los partidos. Dedê tenía un cagazo de perder un mundial, que usó el manual Carlitos Bianchi "No sé una re poronga de fútbol, pero apostemos al orto" y le salió redonda: medio covacha, esperar y contragolpear con jugadores en velocidad.

Estaban en la final, y Hazard luchaba por un tercer puesto. Bélgica pagó con sangre el no tener jugadores con la capacidad de Francia, y de depender de dos de sus figuras: De Bruyne, y Hazard.

Bailar con La Más Fea: Croacia

Antes de ir a la final, repasemos un poco a Croacia. 2-0 a Nigeria en grupos, y sin despeinarse… bueno, seguro pelaron al técnico de Nigeria antes de que los morochos lo metan en la olla. 3-0 contra Argentina, y 2-1 contra Islandia, para pasar primero en los grupos, e ir a por todo contra Dinamarca. 1-1 y a penales, esa joda no le salió barata a los croatas que se corrieron todo. Un gol de pedo para cada uno, y 120 minutos de absoluta nada. A los 115 - si, 115 - minutos de partido, Rabic se escapa y gambetea a Kasper Schmeichel un defensa lo toca, y Pitana cobra penal. Patea Modric. Ataja Schmeichel. Si Messi hubiese sido el ejecutante de ese penal, ya lo hubiesen colgado del Monumento a la Bandera en Rosario porque "EL WIEGO DENIA MA GUEVO MARADDDOOOO": somos un país de retrasados mentales. Después de varias atajadas de Schmeichel, Dinamarca cedió, y Rakitic los mandó a Cuartos con un penal excelentemente ejecutado.

Después vino Rusia, quienes nunca sabremos si estaban dopados o no. Rusia, era un rival durísimo que le ganó a España por penales. Increíble gol de Cheryshev a los '31, para que Kramaric empate a los '39 después de un centro a media altura de Mandzukic. Minuto '60, y en una pelota que queda boyando, Perisic patea y da en la parte interna del palo, recorre toda la línea inspirada en el Diego, y sale. Tienen más culo que las minas que llevaron a la cancha. Ya en el tiempo extra, Modric tira un corner, y Vida cabecea. 2-1 y se acaba todo. Pero, esperen: estos rusos son como las cucas, hay que matarlos mil veces. Tiro libre para Rusia, la pelota va a Fernandes - que es brazuka nacionalizado - y de cabeza empata el partido. Un orto descomunal. En los penales, Fernandes erró el suyo: la vida te da y te quita, Fernandes. Te dio para llevar a Rusia al empate en Cuartos, y te quitó por ser un brazuka amargo. Rakitic selló la victoria y Croacia esperaba a Inglaterra.

El nivel que tenía esta Inglaterra, no se había visto desde 1998. El equipo de Gareth Southgate, por primera vez en 70 años era semi finalista de un Mundial. Lo increíble es que no llegaron de pedo a esa instancia, sino que fue absolutamente programado y estudiado por su técnico - que es un técnico de verdad, no como Sampaoli. Inglaterra jugaba un 3-1-4-2, con los de los costados haciendo la banda, y defendiendo: atacaban con 6, y defendían con 6 - ya lo expliqué antes. Si bien no eran brillantes, contaban con Jesse Lingard, Dele Alli, Sterling y al Ciudadano Harry Kane, que es un jugador del CARAJO. El arma más importante de Inglaterra, no eran sus jugadores, sino su técnico: hizo jugar a todos ellos a un nivel increíble. Otro detalle es que el 70% de la plantilla de Southgate era del Tottenham, y dijo públicamente que Pochettino fue quién le construyó la identidad de juego a su equipo, y en quién basó su mundial; lo único que puedo decir de esto, es lo que sigue.

TELÉFONO, CHOTO TAPIA: GORDO INMUNDO.
¿Te gusta como me choreo los gráficos?

Croacia formó su 4-1-4-1 con Subasic en el arco; Vrsaljko, Lovren, Vida, Strinic; Brozovic; Ante Rebic, Luka Modric, Rakitic, Perisic en el medio creativo y Mario Mandzukic de delantero. Inglaterra repitió la misma formación de siempre, 3-1-4-2. Southgate paró a los mismos 11: Pickford en el arco; Kyle Walker (Texas Ranger), John Stones, Harry Maguire; Jordan Henderson en el medio de achure; Trippier, Lingard, Dele Alli, Ashley Young; Harry Kane y Raheem Sterling. A los '4, Dele Alli se escapa por el medio y lo bajan. Tiro libre ejecutado por Kieran Trippier: Ni David Beckham le pega así. Golazo descomunal de Trippier, y la Reina estaba con el desfibrilador en una teta. A los '30, Alli se la pasa a Lingard en zona de gatillo, y este le mete un pase entre los defensores a Kane. La definición de Kane no fue buena, y la pelota quedó viva: en el segundo intento de Kane, la sacan de la línea los croatas. Un ojete descomunal. A los '68 minutos de partido, Vrsaljko (Varsáliko) tira un centro, y Perisic se anticipa a Walker para meter la gamba y empujarla al fondo. 1-1, si, y se venía Croacia, que cuatro minutos más tarde, estrelló un tiro en el palo de la mano de Perisic. A esta altura, la vieja apagaba la tele y le estaban dando una inyección de Lexotanil 4 Millones: mandibuleaba más que el Diego. El partido terminó 1-1 y fueron a - sí, nuevamente - Tiempo Extra. En el '99, corner para Inglaterra ejecutado magistralmente por Trippier: John Stones cabecea con todo, y Vrsaljko la despeja con la cabeza. Ya en el '106 del primer tiempo extra, Perisic tira un centro anticipado por izquierda, y Mandzukic va a la dividida con Jordan Pickford que tapa casi rompiéndole todos los ligamentos y la rótula al croata. Minuto '109 - la Reina mira hacia un punto fijo en el horizonte - Pivaric tira un centro por izquierda que despeja Dele Alli, dejando la pelota en el aire. En la dividida cabecea Perisic fuera del área metiéndola al corazón de la misma: la pelota se cuela y Mario Mandzukic le pega de zurda para clavarla abajo. En el festejo, casi matan a un periodista Mexa, dejándonos las mejores fotos de la historia de la celebración de un gol. Tuvieron un ojete más grande que toda Inglaterra, y por eso están en la final del mundial. Increíble.

Final de Película

La Final nos voló la peluca a todos. Un partido completamente enfermizo, con más goles que el "arco" de la Pradón. Croacia era el pibe bueno que a base de esfuerzo y mucha cabeza había logrado ganar la batalla clasista, y tenía un pasar muy bueno con un buen coche, una linda casa y un empleo decente. Del otro lado estaba Francia: galán del carajo, billetera que rebalsaba de guita, mansiones, avión privado, autos de lujo varios, distinción, y un martillo de carne entre las dos gambas. Los dos querían invitar a salir a la chica de oro, y en la primera cita no cogés, Croacia: Francia se la gatilló, llevándosela otra vez a la cama.

Esto te demuestra que la pinta no es "lo de menos", y no importa si sos un "gordo bueno", las minas siempre se van con el que tiene más guita, y la pija más grande.

Gandulfo, poneme el gráfico con las alineaciones de la final.

Gracias, fiera.

Croacia, arrancó con un 4-2-3-1 con Subasic al arco; Vrsaljko, Lovren, Vida, Strinic; Rakitic, Brozovic en el achure del medio; Rebic, Modric, y Perisic, en la media ofensiva, y adelante Mandzukic. Francia, arrancó con su clásico 4-2-3-1 de siempre y su misma formación: Lloris; Pavaard, Varane, Umtiti, Hernández; Pogba y Kanté; Mbappé, Griezmann y Matuidi; con Giroud de ariete.

Al comienzo del partido Croacia atacó, como sólo los grandes salen a jugar: con el cuchillo entre los dientes. Tuvo dos ocasiones tibias, pero Francia estaba dibujadísimo: Kanté no había parado muchas acciones de los croatas que se movían rápidamente en el medio, con Modric por todo el puto campo. Modric era Droopy, el hijo de puta: abrías la puerta de tu armario, y estaba ahí. Todo estaba controlado, hasta que apareció el ojete de Francia: tiro libre, Griezmann que la tira al medio del área en un centro frontal, y Mandzukic la peina para colársela al ángulo a Subasic. Que ojete, por el amor de Dior.

Croacia seguía empujando, y jugando como un verdadero campeón. Y a los '28, de un córner que se perdió en el centro del área, Vida le mete un planchazo y le baja la pelota a Perisic, que se saca a N'Golo Kanté de encima y le pega un fulminazo cruzado de zurda al segundo palo de Lloris. 1-1, y Croacia puede pelearla y lo siente así. Pero el ORTO de Francia no se iba a hacer esperar: en el '33 después de un córner, Perisic la toca con la mano. Fue un acto reflejo, pero fue penal. Francia reclama el VAR, y Pitana lo concede. Después de 5 minutos de idas y venidas, Griezmann declara el 2-1 a los '38, cuando ejecutó un penal mirando cómo Subasic se tiraba al otro palo: le pegó con el Le Monde del domingo, y cerró la ilusión croata. Qué hijo de re mil putas: si yo tuviese el ojete de Francia, ya hubiese tenido la guita del mundo y cuatro pibes con Scarlett Johansson. Pero no, tengo que levantarme todos los putos días de mi vida y laburar en una multinacional, que si bien no está mal me cabe más la idea de Johansson, gil.

Croacia seguía atacando, pero el partido se hizo de ida y vuelta. Tal es así que Deschamps, sacó a Kanté por N'Zonzi, y darle más marca dura y menos vertiginosa al medio franchute. A los '58, una pelota que patea Pogba desde afuera del área rebota en Lovren: el grone la vuelve a agarrar y le da de zurda contra un Subasic descolocado. Gol de Francia, 3-1. Como pueden ver, siempre se da una puta casualidad para que Francia salga beneficiado. Increíble.

Minuto 64, llega Hernández por izquierda en tres cuartos croatas, la pelota se la da a M'bappé sólo a 28 metros del arco: fierrazo de derecha abajo. Subasic no pudo atajar el bombazo del grone, y Francia se ponía 4-1.

En el '68 de juego, una pelota de Varane hacia atrás, y Llorís sacó el manual de Willy Caballero "Cómo ser un arquero pelotudo y que lo sepan todos", quiso gambetear a Mandzukic y Croacia llegó al 4-2. No alcanzó nada para meter otro más. Croacia corrió absolutamente todo y contra todo, pero no pudo llevarse a la cama a "la chica de oro", y perdió una final que podría haber sido más normal en el resultado.

Es verdad, Francia no tuvo mejor futbol que otros equipos, pero fue inteligente a la hora de plantear los partidos: salió a esperar a los otros equipos. Algo así como lo que hizo Bilardo en el mundial de México y de Italia. Un equipo sólido abajo, con dos 5 de alto despliegue, y tres generadores de fútbol en el medio, con un 9 que sólo fue para referencia. El resto no fue planificado: le salió todo a Deschamps, que o tuvo al Brujo Manuel - ¿por qué somos tan PELOTUDOS? - o a quien engualichó a Nicole Neumann, porque tuvo un OJETE marca cañón.

Deschamps miró al cielo, habiendo obtenido lo que otro General nunca pudo: ganar en Rusia. La tenés adentro, Napoleón.