Aquí y Ahora

Ellos hablaban diferentes idiomas, entonces… lo que no podían decir con palabras lo decían con miradas, al tocarse se comunicaban y sus energías bailaban como de forma mágica, en ese pequeño instante eran en esencia uno y ambos lo sabían, aunque no lo entendían, sus auras se conectaron y ella lo amó, él la quería como nunca quiso a nadie y ella le dijo mirándolo a los ojos, como penetrando su alma; “En este momento soy muy feliz”, él respondió casi de inmediato; “Me too”, siempre fue frío y no estaba acostumbrado a que alguien le importara tanto, pero ella era distinta, ambos se miraron y se dieron un abrazo que hasta ahora recuerdan, y que tal vez recuerden por siempre, mientras lo hacían tomaron aire como si fuera el ultimo respiro de sus vidas, se elevaron pues sus almas fueron una por un segundo, luego solo se miraron a los ojos sin decir ni una sola palabra, perdiéndose en el instante presente, viviendo el aquí y el ahora, siendo completamente felices.

— 
Cuando descubrí el tantra 6/15
En dedicación a H, donde sea que estés, gracias pequeña