Fantasma en las sombras

Como un fantasma en las sombras…
Así pretendo ser y contemplarte
En un dulce suspiro de luna y acomodar
Las estrellas para que todas te protejan y te cuiden.

Como la brisa en la playa,
Tan presente e invisible a la vez
Y seguirte y escucharte reír por alguna leve tontería,
De esas que tanto disfrutamos.

Más me vuelvo el suspiro del viento
En una noche de invierno
Para entrar en tu habitación por una diminuta rendija
Y poder, así, susurrarte palabras
Que exalten tu hermosura y gracia

Y en un parpadeo tu cabeza cae, suave, en mi pecho
Y con mis dedos rozo delicado tus mejillas y cierro tus párpados
Y al tiempo que caen las gotas de lluvia
Por la noche fría y obscura, acercamos nuestros labios.
Pero en el cálido aliento que ambos compartimos
Se congela el tiempo.

Y en ese lapso gélido descansamos
Uno frente al otro…
Como fantasmas en las sombras.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Harold Crick’s story.