Por qué me flipa esta foto

Hay fotos que parecen fruto de la casualidad, instantáneas tomadas en un microsegundo de reacción y que inmortalizan y encapsulan un momento relevante como de chiripa. La foto de Saffiyah Khan enfrentándose a un racista con una sonrisa y las manos en los bolsillos se diría producto del azar.

Joe Giddens, el fotógrafo que tomó la imagen, habla de cómo lo vio clarísimo: una mujer, un imbécil y un policía; click. Es luego, en la mesa de edición, cuando se da cuenta de todo lo que hay en esa fotografía.

Giddens habla del lenguaje corporal: es evidente que la fuerza de la imagen reside en esa mujer con las manos en los bolsillos, el cuerpo relajado y la sonrisa de alguien que tiene cero tiempo y ganas de aguantar gilipolleces. En torno a esa seguridad convergen el racista, el poli y dos espontáneos que contribuyen involuntariamente a reforzar el poder de Saffiyah Khan: rostros semiocultos pero tensos, sus cabezas cubiertas, los brazos agarrotados, los cuerpos tapándose unos a otros. Cinco figuras abarrotando una composición vertical y te enteras de todo lo que pasa.

Pero lo que más me gusta es que la presencia del fotógrafo no se note en absoluto. Aquí, como en la gran imagen icónica del año pasado, la de Ieshia Evans siendo arrestada, el momento se impone sobre cualquier consideración fotográfica. Al contrario que en otras instantáneas de composiciones estudiadas al detalle como las que ganan el World Press Photo casi todos los años, aquí no hay artificios que intenten “embellecer” el momento. Hay un ojo entrenado, claro que sí, uno que sabe reconocer lo que está ocurriendo y a su protagonista, pero que también sabe que no necesita añadir nada más a lo que ya sucede. Una composición más limpia o la búsqueda de una mejor iluminación aportarían, quizá, más lustre a la imagen final. Pero el momento, la imparable sonrisa de Saffiyah Khan, no necesita ni que le dé el sol de frente. Ya se encarga ella sola de brillar por sí misma.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Adrian Daine’s story.