Es normal que cueste

Todos andamos perdidos.
—Una nota que vi en Twitter de una extraña en Starbucks.

Las personas siempre tuvieron un concepto tan erróneo de mí, y eso me hizo tenerlo de mí misma. Siempre pensaron que tenía buenas notas porque era muy inteligente, y que por tenerlas ya tenía la vida resuelta. Pero ese nunca fue el caso.

Voy a contar una anécdota que siempre me gusta compartir con todo el mundo.

A principios del año pasado, por ahí de abril, me parece, nos entregaron en el cole el folleto de práctica para los exámenes de admisión y en esa misma semana, hice el del TEC en las tres horas cronometradas, para ver cómo estaba y evaluar qué tenía que estudiar un poquito más, etc. Al parecer, tenía que estudiar un poquito más todo porque estaba mal, realmente muy mal. Fallé medio examen, pegué 39 preguntas de 80. Lloré como por tres horas pensando que nunca lo iba a ganar. Y después de esas tres horas, me levanté de la cama, fui al escritorio, borré todo el examen y empecé de nuevo.

Los días siguientes, seguí con el examen, lo hice poco a poco, lo que fallaba lo volvía a intentar. Después seguí con el de la UCR. Después con exámenes viejos, con prácticas en internet. Practiqué con todo lo que encontré. Y no me volví una experta, ni mucho menos, fallé un montón de veces y probablemente si me ponen un examen de rellenar bolitas al frente de nuevo, voy a seguir fallando. Pero entré, después de todos los meses de esfuerzo y a punta de prueba y error, entré.

Y el punto no es hacerme una heroína autodidacta ejemplo a seguir, no. Cuando vieron que obtuve un 696 solo vieron a Stefani y a un 696 y no todo lo que ocupé para llegar a eso. Siempre pensaron que venía en paquete. Y ese aún ni siquiera es el punto.

Hubo gente que practicó el día antes, o que ni siquiera practicó, y que tuvieron una nota parecida o más alta a la mía.

El verdadero punto es que nos cuesta mucho acostumbrarnos a la idea de que está bien que nos tengamos que esforzar un poquito más que otros. Que está bien que nos cueste un poquito más. Que está bien no entender a la primera. Que nunca había estudiado para mate en el cole, pero que está bien que en el primer quiz en la U de mate general me haya esforzado un montón y me haya ido mal.

Sin embargo, lo que no está bien es creer que siempre nos va a ir mal. No está bien no volver a intentarlo cuando el problema te tiene que dar 1 y te da menos raíz cúbica de 1/8, por ejemplo.

Siguiendo el ejemplo de la idea equivocada de que Stefani viene en conjunto con buenas notas, también voy a hablar de bachi. En bachi, yo escogí química en un colegio que prepara para biología prácticamente desde sétimo, ¿por qué? Porque me dio la gana. Entre más me decían que mejor escogiera biología, más quería escoger química. En fin, me costó un montón porque estudié mucho e intensivamente lo que no vi en año y un poquito. Y yo sé que hubo gente que solo repasó el día antes, pero no me molesta pensar en ello, porque yo entiendo las condiciones.

Es importante que no se sienta menos, a usted le va a costar por muchísimos factores, no porque es tonto. Le va a costar porque vive largo y tiene que viajar todos los días, por el cole en el que está/estuvo, porque sus papás no lo apoyan, porque tiene un problema personal, porque tiene déficit atencional e hiperactividad, entre muchas razones más. Pero nunca piense que está fallando porque no es capaz.

Inténtelo, esfuércese mucho, practique, lea, investigue, pregunte y pida ayuda si no sabe.

Está bien cometer errores, pero no está bien no aprender de ellos e intentarlo de nuevo. Y de nuevo y de nuevo.


Agradecimiento especial a los profesores que me ayudaron y me apoyaron en todo momento, más que todo a aquellos que me soportaron las chichas, que me tranquilizaron cuando lloré, que lloraron conmigo mis victorias, que nunca me frenaron los sueños y que me dijeron que yo podía. Yo sé que hicieron su mayor esfuerzo por mí en un lugar que nunca les ha permitido caminar, cuando sé que pueden correr maratones.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.