¿Cómo implemento tecnología en mi negocio?

Parte 1: la estrategia.

Hay muchos estudios que hablan del porcentaje de fallo de los proyectos de tecnología. Por lo regular los números son muy altos (algo así como el 70% de los proyectos de TI no se completan satisfactoriamente). Pero, ¿por qué pasa esto? ¿Por qué un elemento fundamental para la vida de cualquier negocio moderno es tan complicado? ¿Qué podemos hacer para aumentar el procentaje de éxito de nuestros proyectos de tecnología?

Estamos rodeados de información sobre nuevas tecnologías. Todos queremos subirnos a la nube, analizar Big Data, implementar ERPs y crear soluciones escalabes sobre la Web. Muchas veces los directivos de la empresa leen sobre estas tecnologías y deciden que deben implementarse en su negocio. El para qué, por qué, cómo y quién pasa a segundo término. Debemos implementar lo último en tecnología para sobrevivir en el mercado. Es aquí donde inician los problemas.

La primera conversación antes de inicar el proyecto debe contestar las siguientes preguntas:

¿Para qué vamos a implementar la tecnología? Es importante decidir en primera instancia cómo ayudará la tecnología al negocio. ¿Se ajusta con nuestra visión estratégica? ¿Nos ayudará a captar más clientes? ¿Reducirá costos?

¿Cuál es el motivador para implementar la tecnología? Debemos tener bien clara la razón por la que invertiremos tiempo, dinero y recursos humanos en el proyecto. ¿Queremos entrar a un nuevo mercado que requiere de la tecnología? ¿Obtendremos una ventaja estratégica sobre nuestros competidores?

Armados con las respuestas a estas preguntas tendremos los elementos para asegurar que nuestro proyecto cumplirá las expectativas del negocio. Al mismo tiempo los directivos tendrán una mejor idea de los beneficios que la tecnología traerá para la empresa. Estos beneficios facilitarán la asignación de recursos para la implementación del proyecto.

En la siguiente sección hablaré un poco de las modificaciones a la estructura de la empresa luego de implementar un proceso tecnológico.