NOTA | Gori (Fantasmagoria) | “Lo que nos distingue es que rockeamos con la guitarra acústica”

Publicada durante diciembre de 2010 en Tiempo Argentino

Hace unos años Gori, el líder de Fantasmagoria, vivía en Constitución, en una zona complicada. Y una tarde, caminando por el barrio, lo sorprendieron para asaltarlo. “Me agarraron de espaldas con un arma y yo, en vez de mi familia o mis amigos, lo primero que pensé fue: ¡No! ¡Todavía me falta terminar el disco! ¡Mirá si me muero! Y prácticamente que terminé dándole todo y agradeciéndole por aceptarme la plata que tenía”.
 
El cantante y guitarrista ríe con ganas cuando cuenta esta anécdota que ilustra bien la dedicación que desde el principio le puso su música y a su banda, que por estos días cumple diez años de vida y festeja a lo grande en el Roxy. “El aniversario nos toma muy entusiasmados y tranquilos”, cuenta esta especie de Tanguito glam, de cabellera siempre enmarañada, cuando se le pide un balance.
 
Y agrega: “Si me pongo a pensar no nos quedó casi nada pendiente. Porque cuando arrancamos fue más por necesidad. No nos pusimos metas. No es que dijimos: bueno, ahora queremos comprar una casa o cerrar una gira europea. Nunca estuvimos por el billete. ¡En el fondo seguimos siendo una banda under que no escarmienta!”
 
Con dos eps y tres discos editados (el último, El Río, lanzado este año) Fantasmagoria goza del respeto de sus pares y de una carrera que muestra un crecimiento, pero sin perder ese estilo propio que va del folk rockeado a la psicodelia acriollada. Y que Gori supo desarrollar en comunicación con la banda que completan Nacho Brizuela en batería, Sebastián Volco en teclados y Juani Zaballa en bajo. “Siempre me gustó el hecho de ser un grupo y mantenernos unidos”, asevera Gori.
 
 — ¿Qué lugar considerás que ocupa la banda en el rock nacional?
 — 
(Duda) Nunca lo había pensado… Tal vez lo que nos distingue es es que rockeeamos con la guitarra acústica, lo que nos da un sonido distinto. Y en los ensayos, o en vivo, me doy cuenta que las canciones van teniendo una identidad. La gente me dice: ‘eso es re Fantasmagoria’ cuando les muestro algo nuevo. Y eso es muy copado.