Lujo al alcance de todos, la música de Enrique Fasuolo

Gente que corre, miles de vendedores ambulantes, personas exhaustas después de un día de trabajo…todo eso hace a la locura de la calle Florida en Buenos Aires. Sin embargo, allí en el centro del ruido, nada interrumpe la paz con que el maestro y sus alumnos crean su música. Él es Enrique Fasuolo y fue declarado artífice del Patrimonio Cultural de la Ciudad. Se trata de un luthier y bandoneonista que no privatiza su arte, todo lo contrario, lo regala a cada peatón. Con sus 75 años, también da clases y repara instrumentos, y hace ya 35 que musicaliza las calles porteñas.

Es miércoles, German y Matías lo acompañan en esta ocasión. Aún sin saber sobre su trayectoria, cualquiera queda encantado con el sonido de su bandoneón. Pero acercarse a hablar con sus acompañantes y enterarse quién es aquel hombre que se encuentra sentado en un banquito, es una verdadera sorpresa. Fasuolo fue alumno de Alejandro Barletta, considerado internacionalmente como el máximo exponente de la interpretación del bandoneón y el primer concertista de este instrumento en música clásica. Más tarde, Fasuolo integró el grupo musical “Antioquía” y “Armagedón”, y luego, conformó un dúo con Claudio Guiragossian con quien recorrió Alemania.

El trío que escuchamos se compone de un cello, un violín y el bandoneón. Enrique toca todos los miércoles junto a Matías y German; y los lunes y viernes, lo hace con German y Alberto. Estos conjuntos musicales tienen horarios relativamente fijos (entre las 12hs y las 17hs), y siempre están en la combinación de las líneas A y C. Que el arte sea callejero no significa que sea informal, es que aquí también se imponen reglas...

Nos cuentan los jóvenes que tocan con él sobre la magnitud de gente que los sigue, que los busca. Además de ser un buen punto turístico, el lugar en donde se los escucha es la intersección de muchos centros administrativos. Entonces, esa es la clave de este trío: tienen un público fijo de gente que distrae sus oídos mientras el reloj los corre en días rutinarios de trámites y trabajo, y por otro lado, sienten la apreciación de personas que andan sin rumbo ni reloj, turistas que deambulan en búsqueda de mayor argentinidad en cada paso.

Finalmente, es interesante que también existe el “street marketing”, es que el maestro tiene su página de Facebook (Enrique Fasuolo) a la que se le puede dar like y comenzar a seguir, para enterarse días y lugares de conciertos, homenajes, y hasta ver los videos que el público comparte.

Mira el video en nuestro canal de Youtube:

Seguinos en Instagram para ver más fotos!