Volver al futuro (así en español, como cuando traducían los títulos de la películas)

Permítanme ponerme meditabundo.

Recuerdo cuando vi la primera, la grabé creo que en Betamax y casi que gasté el cassette de verla.

Recuerdo los anuncios de la segunda en cable, y era la definición de coolness.

Recuerdo ir a ver la tercera al cine Omni, y tener que sentarme en las gradas del llenazo (¿cómo permitían esas cosas?).

Las cintas son timeless (pun intended), y se mantendrán así por mucho tiempo. Más aún, los creadores han dicho que metieron una cláusula que les retiene el control para evitar remakes y refritos.

Me puse a pensar, en el carajillo geek viendo las cintas hace 30 años, en todo lo que ha pasado desde entonces y en lo que está igual.

Todo tiempo pasado no es mejor, pero en este caso, el recuerdo es tan bueno que no cabe más que sonreír, por lo que fuimos y lo que somos.

pd. Siempre quise ser Marty, pero terminé tirando más al lado de Doc Brown. Oh well!