La riqueza de los días difíciles

https://pixabay.com

No hay forma de escapar de ellos.

Días difíciles existen y son más útiles de lo que podemos pensar. El aprendizaje que obtenemos de días así nos orientan de manera increíble a reaccionar mejor ante situaciones que toman una ruta diferente a la que deseamos.

Definitivo, no existe una fórmula mágica para evitarlos o superarlos automáticamente. Pero si tratamos de aceptarlos, quizás, haciendo un recuento al final del día, es altamente probable que logremos apreciar cada experiencia que vivimos, valorar las dificultades que enfrentamos, entender nuestra capacidad de reacción y tener mejor disposición de “ir más profundo”en nosotros mismos. Esta fórmula si nos puede dar mejores resultados.

En mi experiencia he aprendido a entender que no tenemos “condiciones” diferentes en la vida, todos tenemos dificultades, problemas, alegrías, tristezas, preocupaciones, motivaciones, rabia, desesperación, quien sabe que más puede pasarnos, pero todas estas nos ayudan a enfrentar la vida y esto forma parte de nuestra riqueza, es material importante que vamos a transmitir a nuestros más cercanos.

Durante esos primeros días cuando inicié mi aventura en México, era fácil imaginar que sería algo difícil, pero no existe imaginación posible que te pueda preparar a lo desconocido. Es iniciar una nueva etapa en donde no hay familiares, ni amigos cercanos. Fue el inicio de una seria de días muy difíciles.

En muchos de esos días, sencillamente no se veía ninguna razón a estar ahí, pero siempre hay algo que prevalece y es lo que a la final nos da esa última gota de fuerza con la que logramos terminar una carrera, un entrenamiento, una propuesta a las 2:00am. La “voluntad”.

Eventualmente, entendemos que la fuerza de voluntad viene de nuestro ser interior, ese que vamos alimentando cada vez que tenemos la oportunidad de“ir más profundo”, es nuestra consciencia que sabe perfectamente de lo que eres capaz de conseguir, que recuerda por todas las que ya has pasado y te dice claramente, lo que necesitas para alcanzar tu siguiente nivel.

En mi caso, de eso están hecho los “días difíciles”, están lleno de oportunidades de retarnos a nosotros mismos y darnos el impulso necesario para seguir creciendo, seguir profundizando en nosotros y seguir enriqueciendo nuestra riqueza.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Johann Romero’s story.