Misión imposible

La bolsa arrugada de tanto cuidarla. Metal a cántaros, ojos pegados al tesoro cayendo en el cemento. Otra vez. No pilla por donde caen. Vuelve a cerrar la bolsa. Otro nudo. Otro bolsillo. Otra fila. A perder el lugar. A esperar. Adivinar las monedas sobre el plástico. Si rescató todas. Si alcanza. A sacar el nudo, mirar de reojo, meter la mano, contar a ciegas, meter la otra. A cerrar los ojos antes de que suene la primera. A sentir el olor del pan hirviendo. Salirse de la fila. A mirar a la nueva vieja que lo adelanta, a jurar que la próxima vez sí llega con el pan caliente de su abuela.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.