Mi Primera Vez

Este año “disfruté” de mi segundo invierno. A diferencia de muchos que viven aquí para mi sigue siendo novedad. Para ponernos en contexto: vengo de una ciudad donde el 80% del año solo tenemos un cielo gris, al que le llamamos panza de burro. Nuestro verano o invierno, no son nada comparados con los que he experimentado.

He estado en temperaturas frías, pero nada comparado con un 0 ºF, que lo descubrí gracias a mi archienemigo el: Wind Chill. Fue cuando una llanta se reventó y cual esposo recién estrenado decidí bajar del auto y cambiar la rueda, pero no; mi cuerpo latino no está para esas temperaturas heladas.

Cuando la nieve y yo nos conocimos por primera vez fue emocionante, solo la había visto en la tele o fotos. Ver nevar es impresionante, salir a jugar con la nieve es único (aunque aprendí que necesitas guantes, pues algo frío como la nieve, te puede quemar, surreal).

Muchos me dicen que luego de un tiempo me aburriré de la nieve, creo que ESE es el problema de crecer, aburrirte de cosas tan simple pero maravillosas que alegran la vida.

A los 32 años he vuelto a gozar de la fascinante sensación de: La Primera Vez. Descubrir que puedes comer raspadillas de la nieve que cae en tu jardín, o cuál es la técnica para hacer un muñeco de nieve, o los diferentes tipos de nieve que hay, me sentí niño otra vez y fue alucinante.

La vida nos lleva por rumbos acostumbrados donde nuestra mente -buscando guardar energía y sobrevivir- nos aleja de intentar cosas nuevas, pues lo fácil y conocido es más “seguro”. Pasa también que algunos estamos acostumbrados a muchas cosas y cuando vemos que alguien lo disfruta por primera vez, pesamos: Bah, novato, ya aprenderá. Por favor, no hagas eso.

Swing it baby! No he podido tener mejor compañera en la vida y en el swing que @skangelita

He decidido que no quiero dejar de ser niño, quiero tener esa eterna pregunta en la mente, quiero descubrir y explorar, quiero tener muchas primeras veces. La semana pasada fue mi primera vez en codificar un HTML Responsive, ayer fue mi primera vez en una obra de teatro musical y anoche fue mi primera vez en moverme al ritmo del Swing y el step, step, rockstep en un Ballroom de 1920.

¿Y tú? ¿Cuál será tu próxima primera vez?

#StayHungryStayFoolish