Los orgullosos

Hoy, frente a mi mesa, mientras desayuno, hay un grupo de priistas, tan correctos y orgulloso, logo de la causa heroicamente bordado sobre el pecho, cerca del corazón por que sólo las cosas que valen la pena pueden ocupar ese lugar.

Corrección política hasta comer, gestos y movimientos histriónicos, calculados, como si el peso de su ideología dependiera de la calidad del performance. Ninguna sonrisa ni palabra fuera de lugar.

Armonía lograda gracias a décadas de aceitar los engranes de un sistema que parece vivir y funcionar por y gracias a ellos; a los que sus adversarios sólo pueden aspirar.

Es difícil ver tal capacidad actoral en personas tan jóvenes, pero los educan bien, se han creído el cuento de ser en verdad la fuerza de México, da miedo pensarlo, aterra verlo.

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.