Ir en contra del sistema es absurdo.

Es como ir contra el tiempo, lo inevitable. Me pregunto como hay gente que cree ir contra eso. Cuando la verdad es que si el Ser Social se unifica, estaremos sumergidos ola tras ola en generaciones y recuerdos efímeros de lo que en un futuro será una cultura milenaria. Luchar contra eso es un sin sentido.

Podemos hacer algo mucho más inteligente. Cambiar el rumbo del sistema, un rumbo que pueda llegar a la igualdad con todas las clases de vida. El respeto mutuo y el cariño son la base de la evolución que está sufriendo en este momento la humanidad.

Sólo rescatando lo mejor de todas las culturas y empatizando con otros seres, llegaremos a un punto de estabilidad en este planeta.

Somos la nueva era global. Pensar a nivel nacional puede ser un recuerdo entrañable. Pero la realidad es, que gracias a las crisis en las que estamos sumergidos, nos hemos unificado y ahora somos un solo planeta intentando sobrevivir a un enemigo que no sólo los humanos podemos vencer, sino todas las especies juntas, pero el ego macho alfa de cada uno de nosotros, no nos permite sacrificar un poco de nuestra comodidad por la de los demás. Y es una pena porque si todos tomaramos conciencia, las especies no tendríamos que sufrir más.

Duele ver esto y saber que una sola persona no puede hacer un cambio. Por eso ahora más que nunca, necesitamos querernos y transmitir toda la empatía, el respeto y amor propio que podamos. Así salvaremos el planeta. Enseñándonos, enriqueciéndonos y queriéndonos.