¡Feliz Día de No hay nada que celebrar!

Cada 12 de octubre veo en redes sociales a cientos de indignados porque los españoles vinieron a implantar el caos al lugar que estos bautizaron con el nombre de América. También son muchos los que se putean porque salen los indignados que mencioné más arriba.

Son muchos los que exponen que los antepasados de Casillas e Iniesta -ah, ahí sí no tan enojaditos, ¿ah?- vinieron a cambiarle a nuestros antepasados espejos por oro. ¡Y sí, es cierto! Pero, ¿qué hacer al respecto? Es parte del curso de la historia. Aunque quisiéramos no podemos cambiarlo. Sí, sí, mucho Barry Allen yo… ¡Lo siento!

Es la ley del más fuerte. El más ingenioso engaña al menos desapabilao. Un día estamos arriba y otro día estamos abajo. Un día engañamos nosotros y otro día es a nosotros los que nos engañan.

Además, ¿por qué enojarse por algo que a nosotros nos pasa día a día? Todos los días nos toman el pelo. Nos vacilan con publicidad engañosa, compramos una hamburguesa con torta cruda en la Mc. Los de Wish nos dicen que el paquete llega un día y llega 35 días más tarde de lo normal.

Me podrán decir que el enojo no es solo por esto del oro a cambio de espejos. A mi también me indigna demasiado pensar que nuestra gente estaba tranquilita, venerando a sus dioses, cultivando y cosechando; haciendo sociedad en paz. Como para que un pobre suertudo y su pandilla en su último intento de descubrir ALGO, hayan venido también a asesinar, violar, y a zamparnos una deidad.

‘Colón en su último intento pidiéndole a la Reina Isabel que le patrocinara el viaje’ o ‘Un feo con suerte’.

Putea y demasiado, pero aún así, ¿por qué tenemos que andar reclamándole a cuanto español nos topamos en la calle que su tataratatarabuelo le metió gato por liebre al nuestro? Sí, sí, sí, habrá algún gilipollas que se jacte diciendo que nos descubrieron, pero aún así creo que el desgaste nuestro es más si le devolvemos un insulto.

Pongo varios ejemplos:

Los romanos

¿Qué no invadieron los romanos? A cuanto territorio se les ponía en frente le entraron. Y yo no creo que los descendientes de los habitantes de los países invadidos anden reclamando a cuanto italiano se encuentren lo malo que le hicieron Nerón, Julio Cesar, Marco Antonio y otro montón de locos a sus antepasados.

Los vikingos

Invadieron y saquearon media Europa… Esteeee, mejor ignoremos el caso de los vikingos. Es que creo que estos no andarían disfrazando la cosa con descubrimientos. ¡Ellos sí invadieron!… Y con gusto. Alardearían de eso sin hipocresías.

Aprendan, españoles.

En fin, para ir aterrizando este avión que parece que va a aterrizar en uno de esos aeropuertos marca ‘Miedo’, me parece innecesario andar enojándose por el abuso sufrido por los indígenas de la región hace más 500 años, aunque suene crudo (y lo haya repetido 100 veces) es algo que ya pasó.

Aeropuerto marca Miedo de Tocontin en Tegucigalpa (Honduras)

Me parece en cambio más válido que luchemos nosotros por defender los derechos de los indígenas que habitan en nuestros países actualmente. Que los ayudemos a defender sus tierras, que compremos los productos que elaboran, que no seamos indiferentes cuando los vemos en las calles pidiendo algo de dinero para alimentar a los suyos.

Me parece en cambio más válido poder contestarle dos cositas a un español cuando nos diga que nos descubrieron.

  1. Que aún hoy, después de cinco siglos, los verdaderos guerreros y dueños de estas tierras siguen en pie de lucha. Y que estamos con ellos para ayudarlos a salir adelante.
  2. *Que el Rey Chiqui les metió un gol.

*No usar a favor si no sos de Costa Rica.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.