Algo más que inocentes

Drama, un don, un científico y dos chicos que huyen para estar juntos, en algún lugar remoto, quizás.

Harry y June, los protagonistas de la serie. (ELTIEMPO.COM)

The Innocents, una serie dramática bien producida, que muestra sobre un sueño que algunos adolescentes enamorados podrían, a lo lejos, llegar a hacer: huir de sus familias para estar juntos. La primera y única temporada vislumbra, sin irse por las ramas, a esta pareja de adolescentes alejarse sin saber las cosas que les esperaba, como el don de June, uno de los personajes principales, un “talento” que los lleva a que un científico quiera raptarla para, según él, poder curarla.

Otra cosa bien hecha de la serie es el título, que está perfectamente puesto. Pero, ¿por qué? Debido a que son dos chicos adolescentes que se van de sus casas sin sentimiento de culpa de lo que están haciendo, yéndose hacia algún lugar, pensando solo en su amor y hacer su vida. Esto hace reflexionar que ellos quieren dejar el pasado atrás, como inocentes.

Los actores principales cuentan sobre lo mejor de haber filmado en Noruega. (Twitter)

Pero, a pesar de estar espléndidamente elaborada, tener buenas escenas y musicalización y tener un título estupendo, hay una cuestión que llama la atención a la hora de analizar la serie. Ambos chicos se conocían por cartas y solo tuvieron una conversación antes de irse juntos. Lo que me genera preguntarme lo siguiente: ¿por qué me iría alguna vez con alguien, olvidando todo, sin conocerla tan bien?

El amor de inocentes. (Digital Spy)

No obstante, pese a todo lo dicho, lo que se destaca y lo principal de la serie es el don de June: poder convertise físicamente en otra persona con solo tocarla. Ese talento, que solo lo tienen pocas personas (todas chicas), es, a mi gusto, otra de los tantas “capacidades” que aparecen en varias ocaciones, tanto en películas, como en series de televisión. Algo que, sin dudarlo, baja la visión que le das a la serie, como también lo que pensas luego de haberla mirado.

Mariano Pisani

Like what you read? Give TERCER CINE a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.