Las Bodas de hoy en día

Las bodas están cambiando y es algo que todos sabemos. Las parejas de hoy en día esperán cada vez más tiempo para dar el ¡sí, quiero! y se opta por la ceremonia civil antes que por la religiosa. Las bodas ya no tienen tantos invitados, además de por el dinero, por que se tiende más a eventos más sencillos e íntimos, compartiendo ese día tan especial con tus seres más queridos.

Por otra parte con la incoorporación de la mujer al mundo laboral ya no se tiene tanto tiempo para dedicar a la organización de una boda propia, y es ahí dónde entra la figura del Wedding Planner, que te ayuda, te asesora y te encuentra los mejores proveedores para tu boda, además de ahorrarte tiempo y dinero, pero bueno, esto os lo explicaré en el próximo post “El Papel del Wedding Planner”.

Ahora sin desviarnos del tema vamos a seguir hablando de este cambio por el que estamos atravesando. Las parejas cambian y nosotros lo tenemos que hacer con ellas, lo primero es replantearse el concepto que tenemos de las bodas, dejar de pensar en esas grandes reuniones dónde nadie ve a los novios y los novios están de un lado a otro haciéndose fotos y ultimando detalles, si es que los hubiera, y los invitados se empiezan a relacionar en la cuarta copa.

Sí las bodas son el día más feliz de una pareja, ¿Por qué generalmente no se lo pasan bien? Porque a pesar de llevar un vestido blanco, un ramo y haber llegado en un coche con flores, eso no va a hacer que una boda sea un éxito. Los que hace a una boda un éxito es hacerla con cariño, celebrarlo con la familia y los amigos más cercanos, estar relajado, en un espacio que realmente identifique a los novios, y todo gire en torno a ellos y a su historia.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.