Déjame quererte

Déjame quererte un solo día,

de nueve a seis o un poco más;

sólo dentro del horario laboral,

prometo que no tendrás llamadas

ni mensajes en Whatsapp.

Déjame quererte una semana,

de lunes a viernes nada más.

El fin te quedará libre,

podrás ir, venir y regresar.

Déjame quererte un solo mes,

treinta días y ni uno más.

De ellos sólo quince me verás

y los demás para ti serán.

Déjame quererte por un año;

una primavera, un verano,

un otoño y un invierno.

Me iré los días con luna llena

y aquellos en los que el sol

no se aparezca.

Déjame quererte una vida,

durante todos los instantes

que dure tu existencia:

una cifra aún desconocida.

Déjame quererte una eternidad,

más que una vida, un infinito.

Así quiero quererte:

sin horarios y sin fechas,

sin estaciones y sin límites.

Sea un día, una semana, un mes,

un año, una vida o una eternidad,

así quiero quererte y nada más.

https://theandreaexperience.wordpress.com/2015/04/20/ser-pasajero-o-tripulante-esa-es-la-cuestion/

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.