Cazando historia en La Mole

Mi nombre es Atenas y soy jefa de The Anglo Library, que es parte del equipo de Anglo Arts. Aunque siempre me ha gustado leer, creciendo nunca visité bibliotecas seguido porque nunca encontré una que tuviera algo especial para mí, algo que sólo pudiera encontrar en esa biblioteca y que me hiciera regresar a ella; afortunadamente, cuando me volví adulto descubrí que las bibliotecas no son sólo lugares llenos de libros para hacer la tarea o de algunas novelas que tal vez me interesaría leer, aprendí que tienen muchas actividades, muchos tipos de libros para todos los gustos y muchos elementos que me ha gustado conocer. Una de las cosas que más me ha gustado de visitar bibliotecas grandes como The British Library o Library of Congress es la oportunidad de ver manuscritos y objetos de diversos autores así como libros firmados por ellos. Es bastante sorprendente ver la Carta Magna, un manuscrito de Jane Austen o el autógrafo de Shakespeare en la Folger Library; es como ver un cachito de historia, tener de cerca a ese autor que has leído y subrayado o a esos personajes que vivieron hace muchísimos años y que influenciaron muchísimas cosas que han pasado desde entonces.

Es por eso que en los últimos años he intentado buscar “cachitos de historia” para la biblioteca y, si bien no puedo ir a robarme el escritorio de Noelle Stevenson, sí puedo ir a que me firme un cómic para que podamos enseñárselo y prestárselo a nuestros usuarios de biblioteca.

La mayoría de los libros firmados que tenemos los he conseguido aquí en el D.F., algunos como Skellig de David Almond fue visitando la Vasconcelos pero como casi todos han sido cómics, los he conseguido visitando La Mole Comic Con.

La Mole es un gran evento pues tienes oportunidad de comprar muchísimas cosas que tendrías que andar cazando en internet, conocer a muchos artistas nacionales, sentarte a probar muchos juegos de mesa y además conocer a muchos creadores internacionales.

Mi parte favorita de ir siempre es esta última, pues además de llevar mi mochila llena de cómics para que me firmen, tengo chance de hablar con gente a la que he leído durante muchos años, de conocer a quien le da cara a algunos de mis personajes favoritos y a quien ha hecho portadas que me han parecido tan buenas que hasta he comprado prints para enmarcarlos.

En marzo que visité La Mole pude obtener muchas firmas para mí y para la biblioteca. Mi estrategia siempre es llegar por firmas y luego recorrer toda la convención, así si termino muy cansada después de un rato, por lo menos ya pude ir por lo que no podría encontrar aquí en ningún otro momento. La primera firma por la que fui este año fue la de Erica Henderson, quien ha hecho un maravilloso trabajo en The Unbelievable Squirrel Girl y Jughead; además, ella tenía a la venta stickers de sus personajes.

Seguí con Jenny Frison (en parte porque los Revivals que llevaba eran hardcovers y pesaban muchísimo, así que una vez firmados ya podía ir a dejarlos al coche) quien me parece una grandiosa artista, la razón por la que yo leí Revival es porque sus portadas me jalaron al cómic (que también es algo increíble y aterrador y que además tenemos firmado y con un sketch de Tim Seeley) y, la verdad, la única razón por la que pedí Clean Room fue porque su portada lo hizo parecer un cómic maravilloso, ni siquiera había leído la trama cuando lo pedí.

El siguiente artista fue Yannick Paquette y con él me pasó algo bien padre que muchas veces pasa con los artistas al enterarse que vas de parte de una biblioteca: Nos hizo un sketch en el Wonder Woman: Earth One sin cobrarnos nada. (La foto está al inicio del post y ya pueden venir a verlo a la biblioteca).

Los últimos dos creadores que visité fueron Cameron Stewart y Brenden Fletcher.

Inicialmente estaba planeado que los acompañara Babs Tarr y así podríamos tener firmados nuestros Batgirls por los tres creadores de este cómic; desafortunadamente se anunció la cancelación de Tarr una semana antes del evento pero de cualquier forma pude ir con Cameron Stewart a que nos firmara Batgirl y Fight Club 2 y con Brenden Fletcher que ha sido el creador más amable que me ha tocado en una convención, pues se quedó platicando un ratote conmigo e incluso nos ofreció que nos lleváramos más cómics para la biblioteca.

La Mole es un gran evento porque nos deja acercar, aunque sea un poquito, a lectores con creadores y aunque ahorita no tenemos todavía clásicos firmados, en varios años muchos de nuestros cómics firmados se van a convertir en historia.